WICCA DIÁNICA / DIANISMO

Spread the love

Sharing is caring!

Farah Leyeli Zeraoui

 triple-goddess_wiccan_symbol_modified

Dianismo, Wicca diánica, Brujería diánica y Brujería feminista diánica son nombres comunes para la tradición Neopagana Diánica Feminista. No todas sus integrantes se identifican como wiccanas, algunas prefieren llamarse simplemente brujas, o sacerdotisa de la Diosa.

A mediados de la década de los 70, Zsuzsanna Budapest y Starhawk vincularon la tradición de la Diosa y de las brujas con las luchas por los derechos de las mujeres, creando junto a otras investigadoras de lo Sagrado Femenino una corriente espiritual cuya cosmovisión y práctica ritual no provenía de ninguna iglesia o religión monoteísta. Justo en la época en que el feminismo estaba en su auge.

Así surgió el Movimiento de la Diosa, la Witchcraft y la Espiritualidad Femenina que celebra a la Gran Diosa inmanente en la naturaleza.  Esta espiritualidad ha permitido a las mujeres el derecho a la libertad de culto de lo Divino Femenino sin una autoridad religiosa masculina. Esto lo logran recreando la antigua religión de la Diosa, pero con proyecciones políticas, sexuales, de género, ecológicas y comunitarias que estuvieron presentes en las tradiciones de las brujas, sacerdotisas y chamanas en la Europa precristiana.

La teología de la Diosa combina elementos de la Wicca Tradicional Británica con diversas espiritualidades de pueblos originarios e indígenas que celebran lo Sagrado Femenino en las diosas como Cerridwen, Ilamatecutli, Ixchel, Pachamama, Mujer Araña, Mujer Bisonte, Sedna, Qomolagna, Nu Kwa, Amaterazu, Pele, Iemanjá, Umai, Kali, etc.

Budapest y Starhawk junto a otras brujas y sacerdotisas se han dedicado a la formación espiritual de las mujeres en las asambleas, círculos con conciencia de género (círculos de mujeres). Y sobre todo publicado diversos libros sobre el feminismo y el camino de la Diosa.diana

Es notable por su adoración por una única Diosa (Diana, protectora de las mujeres y la naturaleza) y su centro en un feminismo matriarcal. El Dianismo se denomina de acuerdo con la diosa romana Diana, pero las Diánicas adoran a la Diosa no importa el nombre con el cual se le denomine.

El culto pagano a Diana se inicia en la adoración romana precristiana a dicha diosa, en todas las tradiciones matrilineales religiosas, en las mujeres sabias y las tradiciones mistéricas de las mujeres alrededor del mundo (principalmente los Misterios de Eleusis), y se basa en el culto neopagano de la Wicca Gardneriana, con mejoras implementadas por Z. Budapest, una bruja Húngara.

dea-lunaContrario a algunas caracterizaciones, la mayoría de las diánicas son mujeres heterosexuales o bisexuales. Una minoría son lesbianas, y algunas de estas están asociadas con posiciones de separatismo lésbico.

Su creencia principal es que  antes de que la historia fuera registrada reino el matriarcado en todo el mundo, tuvieran estructuras familiares matrilineales, igualdad social entre los sexos y no practicaban la guerra, la Diosa era quien gobernaba. Sin embargo estas culturas fueron lentamente suplantadas por violentos grupos patriarcales; los mitos originales de la Gran Madre y las diosas fueron englobados en la mitología honrando a los conquistadores y dioses guerreros. Estos estudios fueron presentados por la influyente y controvertida arqueóloga llamada Marija Gimbutas.

Como otros practicantes de la Wicca, las diánicas y los diánicos pueden formar coventículos, realizar festivales, celebrar las ocho festividades mayores de la Wicca (solsticios y equinoccios), y los Esbats, los cuales son rituales en su mayoría dedicados a la Luna Llena. Los diánicos utilizan casi todas las mismas herramientas para el altar, los rituales y también el mismo vocabulario. Aunque también pueden también reunirse en círculos menos formales, lo cual implica menos compromisos.

Las diferencias más notables es que los grupos diánicos están en su mayoría compuestos por mujeres exclusivamente mientras que los otros coventículos wiccanos son mixtos, algunos intentan tener el mismo números de mujeres y hombres.  La principal diferencia es que los grupos  wiccanos rinden culto al Dios y la Diosa, mientras en las tradiciones diánicas rinde culto a la Diosa como un todo en Ella misma.

Otra diferencia notoria incluyen cómo el poder es manejado dentro del círculo o el coven. Los coventículos wiccanos tradicionales (particularmente los garderianos y alejandrinos) son dirigidos por una Suma Sacerdotisa y un Sumo Sacerdote quienes pueden fundar un coven por ellos mismos después de llegar a un segundo y tercer grado de iniciación en otro coven, desprenderse de un coven existente que se ha vuelto demasiado grande, o estar en el coven mucho tiempo (aunque esto no es típico en los coventículos estrictamente tradicionalistas). Ellos usualmente dirigen el coven y toman las decisiones considerando el manejo del mismo.

En los coventículos diánicos la igualdad y la capacitación personal de todos es la regla; a menudo la posición de Suma Sacerdotisa o líder ritual rota entre las mujeres en cada Sabbat, por lo que todas las mujeres en el coven tienen la oportunidad de dirigir. A menudo el término «Suma» es quitado dentro del coven y la palabra «sacerdotisa» puede ser usada más como un verbo que como un nombre – por lo tanto cada una toma un turno como sacerdotisa más que «ser» la sacerdotisa. Las decisiones tomadas en grupo a menudo son consensuadas más que jerárquicas.

Mientras algunos grupos diánicos ofrecen iniciaciones en la tradición, la mayoría de ellos no ofrecen iniciaciones ni un sistema de grados, prefiriendo una práctica en grupo menos jerárquica. En zbudapest2_500-231x300la Wicca tradicional existe a menudo un periodo de iniciación (algunas veces de un año y un día), antes de avanzar a una práctica más completa. Estos pueden ser sistemas de tres, cinco y más grados de rango dentro de un coven o tradición. Una persona a veces sólo es considerada wiccana hasta que haya pasado por la iniciación y no puede comenzar su propio coven hasta que no haya alcanzado un segundo o tercer grado. Mientras que en las tradiciones diánicas la iniciación no es necesariamente requerida para ser parte de la Tradición y pueden formar sus propios coventículos.

La apertura hacia las personas de fuera es otra gran diferencia entre los dos grupos. Con la formación de las tradiciones diánicas en la década de los ’60, la Wicca en general se hizo más pública. Las diánicas hicieron concentraciones públicas, protestas, e incluso estuvieron envueltas en casos judiciales. Por ejemplo, Zsuzsanna Budapest se enfrentó al estado de California en las cortes y triunfó. Estas acciones ayudaron a traer a la Wicca más a la luz pública y la ayudó a ser una religión más dominante.

Debido a las posturas políticas de muchas brujas diánicas, sus celebraciones a menudo incluyen diosas y tradiciones de países del llamado Tercer Mundo o de grupos desprivilegiados en países industrializados, mientras que muchos grupos de la Wicca tradicional tienen una tendencia hacia el eurocentrismo, por ejemplo con deidades célticas y clásicas, sin embargo, en la Wicca se hace hincapié en que los nombres de las deidades son simples «etiquetas» y que todos los dioses son el mismo Dios, y todas las diosas, la misma Diosa. Mawu, Yemayá e Ixchel (de los mayas) son ejemplos de nombres de diosas no-europeas populares entre las tradiciones diánicas.

 

BIBLIOGRAFÍA

http://www.templeofdiana.org/

BUDAPEST, Zsuzsana. (1995).  El Poder Mágico de las Mujeres. Artes esenciales de la Espiritualidad Femenina. España: Ed. Robin Book.

________________. (2001).Cada día es una fiesta. La Abuela del Tiempo. Celebraciones, hechizos y objetos sagrados para cada mes del año. Barcelona, España: Ed. Obelisco.

________________. (2001). La Gran Madre Luna. Barcelona, España: Ed. Obelisco.

ELLER, Cynthia. (1995). Living in the Lap of the Goddess. USA:  Beacon Press.

GIMBUTAS, Marija. (1991). Diosas y Dioses de la Antigua Europa. Madrid, España: Ed. Istmo.

__________________. (1996). El Lenguaje de la Diosa. Ed. Dove, Oviedo.

__________________. (1991). The Civilization of the Goddess: The World of Old Europe. USA: Harper San Francisco.

GRIFFIN, Wendy. (1999). Daughters of the Goddess: Studies of Healing, Identity, and Empowerment. USA: Rowman Altamira.

GOLDENBERG, Naomi. (1980). Changing of the Gods: Feminism and the End of Traditional Religions by Naomi R. Goldenberg. USA: Beacon Press.

RADFOR, Ruether, Rosemary. (2006). Goddesses and the Divine Feminine: A Western Religious History. USA:  University of California Press.

STARHAWK, (2002). La Danza en Espiral. El Renacimiento de la Antigua Religión de la Gran Diosa. Barcelona, España: Ed. Obelisco.