Spread the love

Sharing is caring!

Existen varias supersticiones e historias alrededor del viernes 13. Su reputación no es la mejor y envuelve muchos cuentos locos, como que lo peor que puedes hacer en este día es caminar bajo una escalera, cruzarte con gatos negros, abrir paraguas en lugares cerrados, romper espejos, etc. Sin embargo, todos esos son cuentos con una realidad muy diferente. Lo cierto es que las escaleras, los gatos negros, los paraguas y los espejos no tienen la culpa de nada. Que haya un simbolismo o misticismo alrededor de objetos como los espejos y las escaleras o de animales como los gatos, ya es un asunto muy diferente y no implica necesariamente mala suerte o algo negativo.

El numero 13

Es importante recalcar que no hay números que sean solo malos o buenos. Hay números con atributos determinados que nosotros como humanos podríamos definir como buenos o malos dependiendo de nuestra perspectiva y contexto. Sin embargo, la magia de los números va más allá de esta polarización tan cerrada.

Hay varios números o conjuntos de números que han sido presa de esta polarización y muchas veces catalogados solo como números malos o de mala suerte. Entre ellos el 666, un número tan asociado a la contraparte del dios judeocristiano; está el número 4 donde en la cultura asiática está muy relacionado con la muerte; y por supuesto está el número 13.

Hay una palabra exclusiva para definir la fobia al número 13, “triscaidecafobia”. Esta palabra viene del griego τρεισκαιδέκα (treiskaideka) que significa “trece” y φοβία (fobia) que a su vez viene de φόβος (fobos) “miedo o temor”.

Miedo al número 13

La asociación del número 13 y el miedo tiene varios orígenes, donde este número se podria decir que solo fue víctima de las circunstancias y una mala sincronía. Entre sus orígenes está:

Jesucristo y la última cena. Se decia que Judas, quien traicionó a Jesús, fue la 13va persona que se sentó en la mesa, creando una maldición sobre el número 13.

Loki y la Muerte de Baldr. Baldr era hijo de Odin y Frigg y era un dios muy amado de la paz, la luz y el perdón. Loki era un dios del fuego y normalmente se le asocia con las mentiras y los engaños. Durante un banquete para honrar al dios Baldr, se presentó Loki quien no fue invitado. En el banquete ya habian 12 dioses y con Loki 13. En el banquete también estaba el dios ciego Hodr, dios del invierno y los guerreros, así como hermano de Baldr. Loki llevó al banquete una lanza hecha de muérdago, el cual era la única Kryptonita de Baldr. Según la leyenda, los dioses jugaban a lanzarle diferentes objetos a Baldr, ya que estos al no poder dañarlo, solo rebotaban y salían volando. Loki engaña a Hodr para que arrojará la lanza de muérdago en dirección a Baldr, provocando así su muerte. Debido a esto, tanto el número 13 como el dios Loki, siguen siendo considerados como los que traen las desgracias y la mala suerte.

Se cree que el cristianismo tomó la historia del banquete y los dioses nórdicos y la adaptaron a la versión de la ultima cena como se conoce hoy en día.

¿Y por qué el viernes?

Diosa Frejya

Si bien el viernes por ser en casi todo el mundo el día que marca el inicio del fin de semana y por lo tanto los días de descanso, es un día bien visto. No obstante, es malo cada cierto tiempo y para esto su único crimen fue estar relacionado a las diosas nórdicas Frigg y Freya y coincidir aparte con el número 13.

La palabra viernes, en español se le relaciona con Venus (Afrodita) la diosa romana del amor y a su vez el planeta venus. Mientras que, en inglés, viernes es Friday, donde obviamente day quiere decir día y Fri viene tanto de Frigg como de Freyja, que, si bien no son la misma diosa, se les suele representar juntas o confundirlas en una sola. Solo para complementar, Frigg es la diosa mayor de los Aesir y Frejya es la diosa mayor de los Vanir. Ambas tienen un culto fuerte pero el mas predominante es el de Freyja. Frigg es esposa de Odin, mientras que Freyja es esposa de Odr, quien, a su vez, en algunas historias se cree que es alguien diferente a Odin y en otras son el mismo. Frigg es la diosa del cielo, el amor, la fertilidad, el matrimonio, la maternidad y el hogar. Mientras que Frejya es la diosa del amor, la belleza, la fertilidad, los partos, la muerte y la guerra.

Sea como haya sido, Friday significa el día de Frejya o de Frigg. Sin embargo, ¿por qué es malo?

Hay una leyenda creada por el cristianismo, donde Frigg/Freyja convino reunirse cada viernes con 11 brujas y el diablo, sumando 13 integrantes en total. En estas reuniones planeaban todo el caos y la malicia que crearían para la siguiente semana. Cuando los pueblos nórdicos fueron forzados a convertirse al cristianismo, Frigg/Freyja fueron etiquetadas como brujas y fueron denigradas por la iglesia y solo añadieron al diablo, aunque este ni siquiera figuraba entre las creencias originales de los pueblos nórdicos.

Para rematar, los pueblos nórdicos solían representar a Frejya conduciendo un carro, el cual era alado por un par de gatos Norsk skogkatt. Los gatos se llamaban Bygul y Trjegul. Tomando en cuenta que desde la perspectiva de varias tradiciones del cristianismo, a los gatos se les ve como figuras diabólicas, tampoco ayudó la relación con Frejya.

En otras leyendas, se dice que el Rey Phillip de Francia, estaba celoso de la popularidad que tenían los caballeros templarios, por lo que ordenó un arresto en masa durante un viernes 13 del año 1307. Los capturados fueron por supuesto torturados y asesinados a partir de que se dio esa orden. Sin embargo, esta historia se hizo conocida hasta hace unos años cuando se popularizó el libro El Codigo Da Vinci, por lo que se cree que esta historia tiene muy poca relación con el irracional miedo al viernes 13.

Como se mencionó antes, el viernes 13 fue solo victima de las circunstancias y una mala sincronía.

No todo es malo, pues para las brujas modernas, se considera que los viernes 13 son de buena suerte. Lo relacionan con Frigg/Freyja y la celebración de la feminidad, el amor, la fertilidad y el sexo. Atributos bastante sagrados y que no tienen nada de malo.

En concreto, no hay nada que temer, el viernes 13 puede ser un día mágico y positivo. Depende de cada uno crear un buen día o uno malo, ya que, aunque coincida con malas circunstancias, la actitud y la perspectiva son clave.

Por hysteria