Spread the love

Sharing is caring!

Thoth (nombre griego) o Djehuty/Tehuti (nombre original en egipcio) cuyo nombre significa “El que es como el Ibis” y se le representaba como un ibis o un babuino o el cuerpo de un humano con la cabeza de Ibis, pero nunca con cabeza de babuino.

Ibis Blanca
Thoth representado como Babuino

Epítetos

A Thoth le llamaron «Regulador de los crecimientos de las aguas» y también «Toro de las estrellas», ya que era la representación de los poderes mentales de Ra; en el periodo tardío de Egipto o también llamado Baja Época, a Thoth le llamaron «Atón de plata», haciendo alusión a un sol de la noche, es decir la luna. Otro epíteto fue «Señor del Tiempo» ya que él registraba, con la ayuda de la diosa Seshat, los años que reinó cada faraón. Esto lo hacía en las hojas de un Persea, el cual era un árbol sagrado de Heliópolis.

Es un dios con varios atributos, entre ellos están:

Dios de la luna. Su poder como dios Lunar era tomar lugar en el cielo, reemplazando al dios del Sol, Ra, por las noches. Ya que la luna tiene diferentes fases, se le confirió a Thoth el atributo de medidor del tiempo y espacio, pues la luna y sus ciclos se usaban para medir el tiempo. Al mismo tiempo se convierte en quien establece el primer calendario, por lo que se le da su nombre al primer mes de ese calendario.

Tambien se le atribuyó el poder de ver el futuro, la invención de los números, las matemáticas, la escritura grabada, las ciencias, las artes, la magia, los textos sagrados, el conocimiento y hasta de un juego de mesa llamado Senet. Además se le atribuyó ser inventor de la Lira, por lo que también era dios de la música.

Como ya se mencionó, era un dios de la escritura, por lo que era quien inventa todas las palabras y del lenguaje articulado; se dice que codificó las ceremonias que transforman a los muertos en espíritus, y únicamente los sacerdotes podian hacerse de este conocimiento.

Se le consideraba el patrón de los escribas, los inventores y administradores, porque gestionaba la vida y el destino de los humanos, especialmente por su participación en el juicio de Osiris, donde Thoth es quien se encarga de registrar el resultado de las almas enjuiciadas en la ceremonia de pesaje del corazón, además también era el mensajero y escriba de las deidades funerarias.

JUICIO DE OSIRIS

Gracias a su poder sobre las palabras, pudo crear fórmulas mágicas sanadoras o que daban un poder especial; en ocasiones, las enseñaba a quienes queria evitar el mal o que libraran la muerte. Utilizó una serie de palabras mágicas para a revivir a Osiris después de que este fue desmembrado.

Thoth sanando a Osiris

Fungió como juez en una de las muchas peleas entre Horus y Seth, por lo que también lleva el epíteto de «El que separa a los combatientes», para luego curar las heridas que se habían provocado mutuamente: Repone los genitales de Seth y cura con su saliva el ojo dañado de Horus. El ojo se identificaba con la luna, por lo que se dice que también por esta razón recibió el control sobre ella.

En si Thoth tiene la habilidad de dirigir a otros, sin importar sus rangos o jerarquía. Todos estos atributos, lo volvieron un dios muy respetado y venerado por el pueblo egipcio y sus gobernantes, ya que también se le consideró un primer ministro, dios de la sabiduria que incita a las personas a actuar o tomar decisiones correctas y cumplan también algun destino previamente establecido. Se decia que, en este aspecto, era también mensajero pues llevaba esta sabiduria a las personas para hacerlas cumplir, además también registraba todo esto, por lo que se le llamaba el Arquitecto de Vida o de Todas las Cosas. Por si no fuera suficiente, vigilaba que se distribuyeran equitativamente los impuestos y la legitimidad de los titulos de propiedad.

Según algunas historias, Thot nació de los labios de Ra cuando comenzó la creación y se conocía a Thoth como el dios sin madre. Otras versiones dicen que Thoth se engendró a sí mismo cuando comenzó la creación, teniendo la forma de un Ibis, el cual puso un huevo cósmico que contenía toda la creación.

Ra, Dios del Sol

Thoth siempre estuvo fuertemente asociado con Ra y los conceptos de orden y justicia divina. Thoth orientaba a las deidades y les ayudaba a resolver sus problemas del diario vivir, al tiempo que creaba nuevas leyes. Thoth decia que cuando un problema no se podía resolver, entonces lo mejor era reunirse todas las deidades y tratarlo en conjunto.

Se dice que fue también Thoth quien creo los cinco días epagómenos que permitieron el nacimiento de Osiris, Seth, Horus el Mayor, Isis y Neftis; junto al previamente mencionado calendario lunar que se empleaba para marcar los acontecimientos religiosos. Epagómenos era el nombre griego de los cinco días añadidos al ciclo de 360 jornadas para completar el año solar de 365 días. De acuerdo con Heródoto, los egipcios fueron los primeros hombres del mundo que descubrieron el ciclo del año, dividiendo su duración, para conformarlo, en doce partes. Afirmaban haberlo descubierto gracias a su observación de los astros.

 Durante los tiempos de la dinastía Ptolemaica o de los Ptolomeos, que fue durante el periodo Helenístico o Alejandrino (por Alejandro Magno), al dios griego Hermes se le llegó a considerar la encarnación o el equivalente de Thoth, ademas se le consideró un rey en Egipto. De ahí que se le llame Hermópolis o Ciudad de Hermes a las ciudades donde veneraban a Thoth. En la Hermópolis existia un portón o pilono de Ramsés II, del cual solo quedan los cimientos, donde encontraron más de 1500 bloques de los templos de la ciudad maldita de Ajenatón, la cual habia sido desmantelada. En esa ciudad, estaba el templo de Thoth, del cual solo quedan partes de las columnas hoy en día. Tambien tenía un recinto rodeado por muros de 15 metros de altura. A este recinto se le conocía como Llanura de los Tamariscos, ya que se plantaban arboles de Tamarisco en pilas circulares de ladrillo. En la entrada al recinto, estaban 2 estatuas de Thoth, representado como un babuino de 4.5 metros de alto.

Templo de Thoth

La Hermópolis fue la ciudad rebelde, ya que ellos no se dejaban imponer el culto al Sol (Ra) de la Heliópolis y su propia doctrina de la Creación. En la Hermópolis predominaba el culto a Thoth y la Ogdoada Hermopolitana o Jmun, la cual estaba conformada por los 8 dioses primordiales. A la Ogdoada hermopolitana se les consideraba manifestaciones de Thoth, por lo tanto, también les llamaron «Las Almas de Thoth». A su vez, los 8 dioses conformaron una esencia homogénea que no se podía separar y todos actuaban y se manifestaban juntos. La Ogdoada hermopolitana se agruparon en 4 parejas llamados los Hehu. No tenían nombres individuales definitivos, podian variar. Las parejas eran:  Nun y Naunet, representacion del caos y las aguas primordiales; Kuk y Kauket, representación de las tinieblas; Heh y Hehet, representación del espacio infinito; La última pareja tenía 2 nombres distintos, uno de ellos era Nia y Niat, representacion de la vida y la indeterminación espacial; y los otros nombres eran Tenemu y Tenemet, que representaban lo oculto. Esta última pareja de dioses se sustituyó por Amón y Amonet, representantes del principio de los oculto y los misterioso.

Ogdoada Hermopolitana

Se dice que fueron creadores del amanecer, al engendrar un huevo, de cuyo interior surgió Ra, el dios del sol. La historia del origen del mundo y el universo de acuerdo con la Ogdoada dice que habia en el principio un caos liquido primigenio el cual se llamaba Nun. De Nun surge un montículo de tierra llamado Isla de las Llamas o Isla de los Dos Cuchillos. Del abismo formado a partir del surgimiento de ese montículo, surgen unos seres masculinos con cabeza de rana y unos femeninos con cabeza de serpiente. Las ranas y las serpientes son los primeros animales que aparecen tras el retroceso del agua cuando el Nilo se desborda, por lo tanto, se les asocio como los seres de la creación.

En Menfis y la teoría de la creación que manejaban ahí, se consideraba a Thoth la lengua de Ptah, quien propagaba la vida a través del mundo.

Dentro de todo lo que se sabe de Thoth, se puede agregar que en la síntesis osiriaca, Thoth es muy fiel a Horus e Isis, ayudando en el embarazo de Isis, así como con el nacimiento y cuidado de su hijo.

Ofrenda para Osiris, Isis y Horus

También hay historias no tan positivas de Thoth, donde se no siempre hace buen uso de su sabiduría. Se decia que, al tener tanto poder sobre tantas situaciones, en ocasiones caía en actos de engaños o falsificaciones. Distribuía bajo conveniencia o solo a los suyos, así como manipulaba los astros o en ocasiones se decia que robaba a los dioses un poco de lo que les correspondía. Es posible que todas estas historias negativas fueran una forma de ensuciar la imagen de Thoth para los ciudadanos de Hermópolis por parte de los de Heliópolis.

Thoth y el Tarot

Dentro de las diversas teorías sobre los orígenes del Tarot, está su origen en el antiguo Egipto y el «Libro de Thoth». Se decia que este libro estaba hecho de hojas de oro y que habia sido dictado por el mismo dios Thoth. Se cree que los símbolos que contiene el libro de Thoth, hablan de las enseñanzas que legaron las antiguas civilizaciones que poblaron la tierra hace casi 8000 años.

Tabla Esmeralda

Se le atribuye también la creación de los arcanos mayores los cuales plasmó en la tabla esmeralda. Como dice su nombre, era una tabla hecha de esmeralda, considerada mágica y que contenía el secreto de la sustancia primordial y sus transmutaciones. Esta tabla se encontró en una tumba en el templo de Hermes. Se le relaciona con las tablas de la ley de Moisés.

Sin duda Thoth, se vuelve con su versatilidad un dios muy interesante e importante, incluso hoy en día.

Por hysteria