RECLAIMING

Spread the love

Sharing is caring!

Farah Leyeli Zeraoui

Reclaiming, es una tradición que comenzó formarse en los años 70 por un grupo de feministas en el norte de California y desde entonces se ha expandido sobre todo Estados Unidos, Canadá y Europa. Es una organización de brujería moderna feminista, con el objetivo de combinar el movimiento de la Diosa con el activismo político (en los movimientos pacifistas y antinucleares). Fue fundada en 1979, en el contexto del Reclaiming Collective (1978-1997) en la Bahía de San Francisco, mezclando las influencias de la tradición Feri Wicca de Víctor y Cora Anderson, el Diánismo enseñado por Zsuzsana Budapest y los movimientos feministas, anarquistas, pacifistas y ambientales. Principalmente fue desarrollado por Starhawk y Diane Baker, con el fin de explorar y desarrollar rituales emancipatorios feministas Neopaganos.

La palabra “Reclaiming” viene de “reclamar”: “reclamamos nuestro derecho de nacimiento de poder conectar con la Energía Universal como Divinidad nosotros mismos y sin intermediarios. Apreciamos la conexión de cada individuo con lo Divino.”  La clave en Reclaiming es su visión de crear comunidades organizadas en círculo, cuentan con un sistema no jerárquico y se rigen por consenso. Retomando las tradiciones de la época precristiana, donde no existían las jerarquías patriarcales. Los pueblos Celtas se reunían en círculos para celebrar el viaje místico de la Diosa y del Dios a través de la Rueda del Año, viviendo así conscientemente los cambios estacionales tanto en la naturaleza, como en su interior. La tradición Reclaiming, retoma esta conexión con la magia innata de la vida, para poder recobrar la conciencia, de que formamos parte del continuo ciclo del nacer y renacer. Recuperar esta unión fortalece la visión que nuestro Planeta, y todo lo que lo habita, es Sagrado lo que fomenta una actitud respetuosa, solidaria y ecologista.

Reclaiming utiliza el proceso de consenso y la estructura no jerárquica en sus covens – no hay ningún Sumo Sacerdote o Alta Sacerdotisa como lo sería en un coven de alejandrino o gardneriano. La enseñanza y los rituales, que a menudo se centran en las técnicas chamánicas, como la meditación guiada, el trance, el cambio de formas y la danza extática (como en la danza espiral, una danza emblemática que suele realizarse en los rituales y en las manifestaciones de protesta). A menudo utilizan el canto como parte de sus rituales.

Los valores de la tradición provienen de la comprensión de que la tierra está viva y toda la vida es sagrada e interconectada. Ven a la Diosa como inmanente en los ciclos de nacimiento, crecimiento, muerte, decadencia y regeneración de la tierra. La práctica surge de un profundo compromiso espiritual con la tierra, con la curación y con la vinculación de la magia con la acción política. Cada uno de nosotros encarna lo divino. La máxima autoridad espiritual está dentro, y no necesitan a ninguna otra persona para interpretar lo sagrado. Fomentan la actitud cuestionadora y honran la libertad intelectual, espiritual y creativa. Son una tradición evolutiva y dinámica.

El feminismo que practican incluye un análisis radical del poder, viendo todos los sistemas de opresión como interrelacionados, arraigados en estructuras de dominación y control. Dan la bienvenida a todos los géneros, todas las historias de género, todas las razas, todas las edades y orientaciones sexuales y todas esas diferencias de situación de vida, antecedentes y habilidades que aumentan nuestra diversidad.

M. Macha NightMare
M. Macha NightMare

La investigadora M. Macha NightMare escribió en la edición de verano de 1995 del Boletín de Reclaming algunos principios:

  1. En primer lugar, un círculo mágico no es para los observadores; Es participativo y experiencial. Es un rito religioso y todos los participantes deben comportarse de una manera respetuosa con la Diosa. Si uno no está preparado para concentrarse y contribuir con su atención y esfuerzos a la ceremonia es mejor que no entre al círculo.
  2. La toma de fotografías es inapropiada e inadmisible. El ritual y los recuerdos del mismo deben ser llevados en el corazón; No son un tema apropiado para la observación objetiva y la documentación. La excepción a esto es cuando todos los participantes han sido preguntados antes de que el ritual haya comenzado, y todos están de acuerdo; O cuando el ritual es «escenificado» específicamente para la toma de fotografías, filmación o grabación en video. Fotografiar rituales requiere tacto y sensibilidad especiales.
  3. Los círculos no son inviolablemente solemnes, sino que son serios en un propósito central. Hablar, bromear, reír, etc. no son sólo groseros e irrespetuosos de la Diosa, de los Poderosos, de los sacerdotes del ritual y de otros celebrantes, sino que también interfieren con la concentración y continuidad de la ceremonia. Ella nos ordena tener alegría y reverencia; El humor y la risa son regalos de la Diosa. Nuestra actitud, conducta y energía deben reflejar tanto la alegría como la solemnidad de esta nuestra religión de celebración. Habrá un período dentro del ritual para compartir la comida, la bebida y los buenos deseos, y el tiempo para la conversación y la alegría.
  4. Dado que la sabiduría tradicional enseña que el objeto consagrado absorbe fácilmente energía (se convierte en «cargada»), las herramientas, tales como varita, cáliz, athame, joyería, tambor y otras vestimentas rituales, no deben ser tocadas por alguien que no sea el propietario.
  5. Una vez que el círculo es trazado, todos los celebrantes deben considerarse en él para la duración. Es preferible que uno se ocupe de las necesidades personales antes de que comience el ritual, pero si uno encuentra que necesita usar el baño, se siente débil o lo que sea, puede pedir ayuda o «cortar una puerta» en el círculo y salir. Cerrándola con cuidado y sellándola después. El círculo tiene la intención de contener la energía y el enfoque.
  6. Cualquiera que esté borracho debe abandonar el círculo. El uso de drogas o alcohol (esto incluye fumar cigarrillos) dentro del círculo es un comportamiento inaceptable; Puede mostrar falta de respeto. La excepción a esto es cuando el uso de productos químicos es sacramental y entendido y aceptado por todos en el círculo.
  7. Las personas que invitan a otros a los rituales son responsables de preparar a los invitados en cuanto a lo que se espera de ellos, cómo comportarse, etc. Los invitados no se puede esperar que sepa lo que está pasando por su cuenta, sobre todo si es su primer ritual.
  8. Lo que ocurre en el círculo es sagrado y no se debe hablar con los que no formaban parte del círculo. Esto se aplica principalmente a rituales pequeños y privados.

Algunas características que la diferencian con Wicca son:

  1. covens no jerárquicos y sacerdotes de grupo;
  2. ningún panteón específico;
  3. no se requiere ningún requisito de iniciación,
  4. un fuerte énfasis en la implicación política y en la responsabilidad / conciencia social y ecológica;
  5. No hay liturgia establecida (excepto en ciertos rituales de sabbat públicos que suelen ser ensayados o semi-ensayados), sino más bien un entrenamiento en principios de magia y la estructura del ritual,
  6. Uso de estado alterados de conciencia (habitualmente sin el uso de enteógenos o psicotrópicos) y el coloquio divino – más chamánico que ceremonial;
  7. cultivar el auto-empoderamiento, el auto-descubrimiento y la creatividad;
  8. uso extensivo del canto y la respiración en los ritos mágicos;
  9. intensa «energía-que levanta,» a menudo usando la danza espiral de la marca registrada (o incluso doble hélice / molécula del ADN);
  10. Uso mágico del Pentáculo de Hierro y su anverso, el Pentáculo de Perla;
  11. concepto de Tres Almas;
  12. fomentar la creación de nuevas formas rituales por parte de cualquier persona.

Los rituales comunitarios son participativos y extáticos, celebrando los ciclos de las estaciones y nuestras vidas, aumentando la energía para la curación personal, colectiva y terrestre.

El estilo de ritual que usan, es descrito con el acrónimo EIEIO:

Extático: crear una alta intensidad de energía apasionada y placentera.

Improvisación: Valoran la espontaneidad dentro de la estructura general de los rituales, animan a las personas a crear la liturgia en el momento en lugar de guiarlos, para responder a la energía que  rodea en lugar de predeterminar cómo debe moverse.

Ensamble: En sus rituales grandes, trabajan con muchos sacerdotes / as  tomando diferentes roles y desempeñando diferentes funciones que, idealmente, se apoyan como los miembros de un buen conjunto de jazz. Alientan el intercambio fluido de esos roles con el tiempo, para prevenir el desarrollo de la jerarquía y permitir que cada persona experimente muchas facetas del ritual.

Inspirado: Porque cada uno tiene acceso a lo sagrado, cada uno es capaz de crear elementos de ritual. Aunque honran los mitos, los poemas, las canciones y las historias que les han llegado del pasado, no están atados al pasado, porque la inspiración divina está constantemente presente en cada uno de nosotros.

Orgánico: Se esforzamos por un flujo de energía suave y coherente en un ritual que tiene una vida propia para ser honrado. Sus rituales están ligados a los ritmos del tiempo cíclico y la vida orgánica.

Según Starhwak podrían añadirse unas cuentas E de más: experimental, ecléctico, evolucionando. Su práctica está viva y en crecimiento, algo que debe extenderse constantemente, refinarse, renovarse y cambiarse a medida que el espíritu los mueve y surge más que una «tradición» que se aprende y se repite de una manera fórmica.

Starhwak
Starhwak

BIBLIOGRAFÍA

Página de Starhwak http://reclaimingspiraldance.org/

MORGAIN, Rachel.(2012). «Beyond ‘Individualism’: personhood and transformation in the Reclaiming pagan community of San Francisco». Anthropology thesis, Australian National University

MORGAIN, Rachel.( (October 2012) «On the Use of the Uncanny in Ritual». Religion, 42:4, 521–548. Examines the uncanny within the context of Reclaiming rituals including ‘the Wild Hunt’.

SALOMONSEN, Jone (2002). Enchanted Feminism: The Reclaiming Witches of San Francisco. London and New York: Routledge.

STARHAWK, Valiente. (1997). The Pagan Book of Living and Dying: Practical Rituals, Prayers, Blessings, and Meditations on Crossing Over. USA: HarperOne.

 

VALE, V. and SULAK, John. (2001). Modern Pagans. (Interview with Starhawk). San Francisco: Re/Search Publications

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.