¿QUÉ ES UN ONIRONAUTA?

Spread the love

Sharing is caring!

Los Onironautas, son aquellos que controlan sus sueños.

Nota a los escépticos: Los sueños lúcidos son perfectamente posibles y hay gente que los experimenta con frecuencia. Cualquier ser humano, aunque no los tenga con frecuencia, puede llegar a tenerlos mediante ejercicios.

Un onironauta es una persona capaz de controlar sus sueños a voluntad, estas personas son capaces de mantener un estado de similar al de la vigila, pero durante el sueño. A veces de manera espontánea, otras de una forma no tan espontánea, estas personas son capaces de cambiar de lugar, espacio, tiempo y de hacer cuanto les plazca dentro de su «lienzo» llamado comúnmente «sueño lúcido», que más adelante definiremos.

Los primeros encuentros en nuestra vida con este tipo de sueños y este tipo de «habilidad», digamos, es durante la infancia y la adolescencia, y a partir de aquí hay personas que, inconscientemente o de manera total y absolutamente normal continúan siendo onironautas durante toda su vida, llegando incluso a sufrir algún trauma. Otros, (por suerte o por desgracia) llega un momento en que dejan de tener sueños lúcidos, impidiéndose la evolución de esta «habilidad», por llamarla de alguna forma. Normalmente, estas personas recuerdan sus sueños a la perfección.

Un sueño lúcido, por otra parte, es un tipo de sueño en el que el soñador es consciente de que está soñando, haciendo del sueño lo que quiera, a voluntad del propio soñador. Dentro de este sueño lúcido, la persona puede hacer todo lo que quiera, desde tele transportarse a otro espacio a viajar en el tiempo, volar, componer música (según he leído por ahí, es posible) o vivir cualquier aventura que se desee.

 

INCONVENIENTES

En primer lugar, deberíamos señalar que los onironautas suelen padecer un trauma bastante común cuando deciden contrastar sus sueños con sus amigos/compañeros/familia, llegando a creer que están enfermos, pudiendo hundir al onironauta y asustándolo en ciertas circunstancias. La solución es siempre la misma: debemos poner al onironauta en contacto con otras personas que compartan dicha habilidad para que no se sientan solos.

A parte de esto, y entrando ya en materia, tendríamos distintos inconvenientes a la hora de utilizar los sueños lúcidos para campar por el infinito de nuestra mente, estos son:

Adicción: Pues si, señores, los sueños lúcidos pueden ser utilizados prácticamente para lo que queramos, sin embargo, existe mucha gente que utiliza esta habilidad para evadirse de su realidad y mantenerse dormidos cuanto más tiempo mejor. Si comprobamos que realmente dormimos mucho más de lo que necesitamos o que pensamos demasiado en este tipo de sueños, convendría relajarse y dejar la técnica durante un tiempo.

Alienación: Muchas veces el onironauta puede considerar su habilidad algo extraño o loco, conviene hacerle saber que no es así.

Disociación: Sin duda, el efecto adverso menos común que hay, aunque puede darnos algún que otro dolor de cabeza. Los sueños lúcidos pueden provocar que no se llegue a distinguir bien el sueño de la vigila y muchas veces tengan problemas para recordar cosas de uno u otro mundo, o tal vez mezclar cosas y creer que se ha vivido algo que no ha sido así.

Convertirse en un fanático del control: Dentro de un sueño lúcido, podríamos hacer aparecer o desaparecer objetos o controlar a las personas a nuestra voluntad, y muchos creen que esto puede convertir a la persona en una fanática por controlar todo lo que le rodea.

Agotamiento: Algunos creen que el uso de los sueños lúcidos alarga los periodos de estado REM, y al ser este estado mucho menos frecuente mientras se mantiene un sueño lúcido, esto puede derivar a que no se descanse completamente y se observe un cansancio inusual. Para que os hagáis una idea, sería similar a tener que levantarse cada veinte o treinta minutos e ir a ver la televisión.

PROCEDIMIENTOS

Existen técnicas muy usuales para inducir y provocar sueños lúcidos hasta que los podamos controlar con una voluntad impresionante. Es recomendable probar estas técnicas en el siguiente orden:

NOTA: Estas técnicas pueden ser aplicadas sobre cualquier persona, sin embargo cada mente es distinta y habrán técnicas más efectivas que otras.

  • Despertar y volver a la cama: Tras dormir de 4 a 6 horas, convendría levantarse de la cama y mantenerse despierto durante un periodo de tiempo que varía desde unos pocos minutos a una hora. Es recomendable hacer algo relacionado con los sueños lúcidos durante este periodo de tiempo (leer este post, por ejemplo). Según se ha demostrado, esta técnica es muy efectiva, aunque se ha demostrado su total eficacia si se combina con la ‘Inducción mnemotécnica’ (lo explicaré más adelante). Se necesitará, sin embargo, disponer de bastante tiempo de sueño para realizar esta técnica, así que es muy recomendable ejecutarla en vacaciones o en días de fiesta.
  • Autosugestión: Técnica muy efectiva para personas susceptibles a la hipnosis. Junto con la Inducción Mnemotécnica, son de las técnicas más efectivas que hay. Esta técnica se basa sencillamente en repetirse a sí mismo mientras estamos en la cama que se conseguirá tener lucidez durante el sueño. Se puede aplicar repitiendo un mantra mientras estamos en la cama, tal como ‘Cuando sueñe, sabré que estoy soñando.’ Con un poco de suerte, nos autosugestionaremos y entraremos en un sueño lúcido. Si resulta fallido, siempre deberemos repasar el sueño que hayamos tenido (si hemos tenido alguno) y apuntarlo de inmediato en algún diario o papel, esto ayuda a reforzar el recuerdo de los sueños, muy importante para adquirir fuerza durante los mismos.
  • La Inducción Mnemotécnica: Mientras se está durmiendo, debemos ‘forzar’ a la mente a darse cuenta de que está soñando. Personalmente, esta técnica me resulta muy complicada porque en todos mis sueños todo tiene lógica (es decir, nada me parece extraño). Si estamos volando, debemos forzar a la mente a saber que se de cuenta de que estamos haciendo algo imposible y que estamos dentro de un sueño. Tenemos que conseguir el control del sueño debido a la falta de lógica dentro del mismo, empezando aquí nuestro sueño lúcido (en este caso, la técnica la realizamos desde dentro del estado de sueño).
  • Inducción desde la vigilia al sueño: Trataremos de estar conscientes mientras vamos durmiéndonos, entrando directamente al sueño de manera lúcida. En otras palabras, mantener la mente ocupada hasta que nos durmamos; un buen ejercicio para ello sería contar hasta 100 mentalmente incluyendo entre número y número la frase ‘¿estoy soñando ya?, o subir unas escaleras desde el piso 1 al 100, hasta que la imagen se vuelva tan real como un sueño (puedes tocar la barandilla, por ejemplo), y a partir de ahí podríamos continuar el sueño como quisiéramos, por ejemplo transportándonos inmediatamente a la azotea y volar desde allí.
  •  Inducción visual o Incubar un sueño: Lo primero, sería conseguir una relajación total del cuerpo, si encontramos dificultades sería recomendable leer un libro (preferentemente sobre sueños lúcidos) durante un rato antes de irse a dormir, hasta sentirse somnoliento. Ahora, deberemos imaginar un sueño completo, como por ejemplo ‘Entraré en una selva, al lado de un árbol enorme y un león me preguntará si estoy soñando. Le responderé que sí e inmediatamente atravesaré el árbol.’ La técnica es similar a la que usan los deportistas para preparar sus competiciones, es decir, debemos visualizar el sueño antes de dormir para sugestionarnos y después tener exactamente el mismo sueño. Se debe repetir tres veces y tras eso deberíamos ser capaces de controlar el sueño pasado ese punto.

Éstas técnicas puede que no funcionen en todo el mundo de la misma manera, así que si no logramos inducirnos un sueño lúcido en unos ~15-30 días, sería conveniente usar otra técnica distinta.

¿QUÉ ES LO QUE SE PUEDE LLEGAR A HACER DENTRO DE UN SUEÑO LÚCIDO?

· Fácil:

*Volar: Existen diferentes tipos de vuelo que la gente utiliza. Métodos como ‘nadar por el aire’, ‘estilo Superman’ (un brazo estirado), ‘estilo Neo’ (ambos brazos al lado), y ‘estilo Aeroplano’ (ambos brazos abiertos) son muy frecuentes.

  • Explorar el mundo del sueño
  • Caminar a través de los espejos o paredes
  • Pelear

· Medio:

  • Comer hasta que se esté cerca de explotar.
  • Crear personajes en el sueño (posiblemente de un libro o película).
  • Experimentos.
  • Metamorfosear.

· Difícil:

  • Tener sexo.
  • Más transformaciones como visión de 360 grados
  • Controlar múltiples cuerpos a la vez.
  • Componer música o poemas (o pedirlos desde el subconsciente).
  • Construir un mundo de fantasía
  • Experimentar morir en el sueño (recordar, que solo es un sueño, y no puede lastimar).
  • Pedir al sueño que muestre los peores temores, los más profundos traumas, etc. (preparaos para sacar a la luz malas cosas).
  • Hablar con el inconsciente. (Por ejemplo, visualizarse a sí mismo, pero representando la parte inconsciente, y pregunte cosas que le gustaría conocer de sí mismo.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE