Mito del Rapto del Rapto de Perséfone

Spread the love

Sharing is caring!

 

Farah Leyeli Zeraoui

 

Los Misterios de Eleusis estaban basados en el Mito del rapto de Perséfone, a continuación les hablaré un poco sobre los Dioses relacionados en esta historia.

 

DemeterDEMÉTER: diosa griega de la tierra, de los campos cultivados, los cereales, la agricultura, ciclo vivificador de la vida y la muerte, protectora del matrimonio y de la ley sagrada. Personificación de la tierra nutrida, de la tierra como base de alimentos y de vida Considerada una de las múltiples variantes de la diosa madre que se adoraba desde los primeros pasos de la humanidad.

En la mitología romana se le compara con Ceres; en la egipcia con Isis, en la fenicia con Astarté y en la mesopotámica con Ishtar

Es hija de Crono y Rea, por lo tanto es hermana de Hades, Zeus, Hera y Poseidón. Con este último tuvo un hijo-caballo, Arión; con el mortal Yasión, tuvo a Pluto (símbolo de fertilidad y riqueza), y finalmente con Zeus tuvo a Core, mejor conocida como Perséfone.

Atributos: Sus atributos son el trono, la espiga, símbolos de la cosecha: flores, frutos, granos, la antorcha, la hoz,  la diadema y el cetro.

Sus animales son el caballo, la serpiente, el cerdo y la grulla.

Sus plantas son el trigo, el narciso y la amapola.

Campos de protección: Agricultura, fecundidad y amor maternal. Diosa de los Misterios de Eleusis.

Lugares de Culto: Se le rindió culto en Eleusis, Peloponeso. Tesmoforias, Aloa, Cloia, Arosis.

200px-Dante_Gabriel_Rossetti_-_Proserpine

PERSÉFONE: En la mitología griega, Perséfone (“la que destruye la luz”) era la reina del Inframundo, la Core o joven doncella.  Es hija de Zeus y de Démeter.

También se le conoce con el nombre de Core, (a veces escrito como Kore) este nombre se le es dado cuando permanece en la Tierra. El nombre de Perséfone lo recibe al ingresar al inframundo, y también es el nombre que usan en  la literatura épica de la Grecia jónica, también se le conocía con los  nombres, de Persephassa o Persephatta.

Homero la llama Persephoneia. Los romanos tuvieron noticia de ella por primera vez a través de las ciudades eólidas y dóricas de la Magna Grecia, donde usaban la variante dialéctica Proserpina.

Descendencia:

Con Zeus tuvo al dios Zagreus y la diosa Melinoe, quie vagaba por la tierra en la noche con los fantasmas, asustando a los mortales.

Con Hades, tuvo tres hijas llamadas las Erinias, o Furias, diosas que vengaban la mala conducta de los hijos contra sus padres y los crímenes contra los dioses.

 

 

Dioses secundarios en el Rapto:

Hades_p116

HADES: Rey entre los muertos, pues a él le correspondió el mundo subterráneo de los Infiernos, al que da su nombre, Hades. Se encargaba de que ningún vivo pudiera entrar en su reino y de que nadie pudiera escapar de allí. Y, en efecto, pocos lo consiguen: los héroes Heracles, Teseo, Orfeo, que en vida descienden y regresan a la tierra.

Atributos: Sus atributos son el casco de invisibilidad, la cornucopia, el trono y can Cerbero. Sus animales son la serpiente, el perro y el lobo. Sus plantas son el ciprés, el narciso, la menta y el álamo. Suele ir acompañado por las Erinias, Keres, Arpías. Caronte. Minos, Radamantis y Éaco.

Campos de protección: Soberano del mundo subterráneo y de los muertos. Juez de buenos y malos.

Lugares de Culto: Se le rinde culto solamente en Elis, aunque las supuestas entradas a los infiernos eran respetadas y consideradas sagradas (Plutonia, Jaronia).

Zeus_by_thegryph

 

 

ZEUS: Último de los hijos de Crono y Rea, fue criado ocultamente en Creta para que su padre no lo devorara como había hecho con los otros hijos. Allí lo cuidaron las Ninfas. Ya adulto hizo a Crono vomitar a sus hermanos, a raíz de lo cual se entabló la batalla entre los hijos de Crono y los de Urano (los Titanes), reina en el Olimpo tras su victoria sobre los Titanes y demás fuerzas primitivas

hermes___greek_gods_project_by_isikol-d38p1qc

HERMES: Hijo de Zeus y de la Pléyade Maya. Dios jovial, astuto, elocuente y embaucador.        También se le conoce como Trimegistos, el tres veces grande.

 

HELIO: Es hijo de los Titanes Hiperión y Tía y hermano de Selene y Eos. Personificación del Sol, recorre cada día el cielo en su carro arrastrado por caballos, desde donde ve todo lo que ocurre sobre la tierra.

descarga

HÉCATE: Hija de los Titanes Perses y Asteria. Según se cuenta en la Teogonía, Zeus la honró sobre todos y es especialmente respetada, además de muy poderosa, abarcando su dominio tierra, mar y cielo. Ayuda de manera muy especial a los humanos que ella escoge, e incluso protege a los niños.

Posteriormente se la considera la diosa de la magia, la terrible y siniestra «reina» de los hechiceros, que -como Medea- la sirven e invocan en sus encantamientos. Se aparece con una antorcha en la mano o en figura animal, y está relacionada con las encrucijadas.

El mito del rapto de Perséfone es la base de los misterios de Eleusis, que son uno de los más grandes enigmas de la historia femenina, enterrada y olvidada por la humanidad. Es decir que al ser un culto a la mujer, el hombre  decidió enterrarlo, para poder tener el control sobre ellas.

 

 

EL MITO DEL RAPTO DE PERSÉFONE:

 800px-Luca_Giordano_016

Como Diosa Madre, Deméter engendra a su hija junto con la creación simbolizada en la primavera y la agricultura. Ambas viven juntas poniendo en marcha los ciclos de vida cósmica, vegetal, animal, humana. La Hija recibe las iniciaciones de la Madre para que colme de poder y sabiduría esos ciclos, ejerciendo como protectora de las leyes de la Diosa Madre.

En el panteón olímpico se le da un padre a Perséfone: según la Teogonía de Hesíodo era hija de Zeus y Démeter: Sin embargo, Perséfone no tenía una posición estable en el Olimpo, a diferencia de los demás descendientes de la pareja olímpica. Solía vivir muy lejos de los demás dioses, siendo una diosa de la naturaleza, su labor era plantar semillas y cultivar plantas. A medida que crece y madura, Kore, comienza a alejarse de la Madre, recorre distintos lugares animando la creación y por donde ella camina todo crece y florece.

demeter_zeus01

En la tradición olímpica fue cortejada por los dioses Hermes, Ares, Apolo y Hefesto, pero ella rechazó todos sus regalos y alejó a su hija de la compañía de los dioses. Así, llevaba una vida pacífica hasta que se convirtió en la diosa del inframundo, lo que, según los mitógrafos olímpicos, no sucedió hasta que Hades la raptó y la llevó allí con él. Perséfone estaba cogiendo flores inocentemente con algunas ninfas (Atenea y Artemisa, según el himno homérico, o Leucipe, o algunas Oceánides) en un campo en Enna cuando Hades apareció, emergiendo de una grieta del suelo.

En otras versiones se dice que Perséfone escucha unos lamentos que provienen del fondo de una cueva, enciende una antorcha y desciende al mundo subterráneo de los muertos. Cuando éstos ven la luz dejan de gemir y se alegran con la presencia de la joven, pues ella al ser la diosa de la vida y la regeneración, logra que los muertos encuentren una esperanza de renacimiento.

Los primeros días fueron muy duros para Perséfone, pues amaba las flores, el verdor del césped, las gotas de rocío con las que lavaba su cara al salir el sol, y ya no vería esto nunca más, estaba condenada a vivir en el inframundo. Se mostró reticente incluso a entablar ninguna conversación con Hades, y se escondió en su mundo de recuerdos, pero según pasaban los días el enfado y la negación dieron paso a una resignación triste.

 

Deméter buscó a Core sin descanso durante nueve días y nueve noches, sin comer ni beber, llamándola vanamente durante todo el tiempo y en todos los lugares que recorría, pero nadie tenía respuestas para la diosa. El décimo día, tras un desagradable encuentro con Poseidón entre los rebaños de Onco, Deméter llegó disfrazada a Eleusis, donde su rey Céleo y su esposa Metanira la recibieron y la invitaron a quedarse allí como nodriza de Demofonte, el príncipe recién nacido. Su hija coja Yambe trató de consolar a Deméter con versos cómicamente lascivos, que sin duda alguna hicieron hacer sentir mejor a la diosa.

ambrosia

Demeter  esta sumamente agradecida con Celeo, y decide convertir a Demofonte en dios, para ello le alimenta con néctar y ambrosía, lo pasa por encima del carbón encendido para eliminar su parte mortal. Un día Metanira la espía y al ver que mete al niño en el fuego, grita, angustiada. Deméter deja al niño y renuncia a convertirlo en dios. Muestra su auténtica naturaleza divina y pide a los humanos que le erijan un templo. Una vez construido, la diosa se refugia en él. No sin antes hacer a la tierra infértil, si la diosa vivía un infierno, la humanidad entera también lo viviría. Nada florecería hasta que Perséfone estuviera de vuelta en los brazos de sus brazos.

Triptólemo

Algunas versiones del mito dicen que Helios es el que le informa a Demeter sobre el rapto planeado por Hades. Otras versiones cuentan que Triptólemo, (hijo menor de Celeo) es quien le informó que diez días antes sus hermanos estaban en el campo, donde pastaban sus animales, cuando de repente la tierra se abrió y tragó a los sus cerdos ante sus propios ojos; luego, con un fuerte ruido de cascos, apareció un carro tirado por caballos negros y se hundió en la misma grieta. El rostro del conductor del carro era invisible, pero con el brazo derecho abrazaba fuertemente a una muchacha que gritaba.

Al ver la negativa de Deméter, Zeus envió a Hermes con un mensaje para Hades: «Si no devuelves a Core estamos todos perdidos», y con otro para Deméter: «Puedes tener de nuevo a tu hija, con la única condición de que todavía no haya probado la comida de los muertos.» Sin embargo Perséfone come 6 semillas de una granada, por lo cual queda atrapada por completo en el mundo de los muertos.

NARCISO4

Deméter, nada contenta con los acontecimientos, decidió bajar al Infierno, tras cruzar la laguna Estigia, y sin temer al perro Cancerbero, fiel seguidor de Hades y guardián de las puertas infernales. Y allí, frente a frente con Hades, repitió su intención de recuperar a su hija y de permanecer en el infierno hasta que ella regresara a la tierra con ella.

Zeus logra llegar a un acuerdo con sus hermanos, como Persefone se come seis granos de granada, pasará la mitad del año con su madre bajo el sol, y la otra mitad con su esposo en el mundo de los muertos.

En otras versiones se dice que al momento en que Persefone partía del inframundo con Hermes, uno de los jardineros de Hades, Ascálafo, ve cuando esta tomaba una granada de un árbol del huerto de Hades y comió siete semillas. Ascálafo estaba dispuesto a atestiguar para probar que Core había probado el alimento de los muertos. (Los alimentos de color rojo, sólo se podían ofrecer a los muertos, y se suponía que la granada había nacido de la sangre de Adonis. Las siete semillas de granada representan, las siete fases de la luna durante las cuales los agricultores esperan que aparezcan los tallos verdes del cereal).

 

Deméter volvió al Olimpo, pero antes de salir de Eleusis instruyó a Triptólemo, (hijo menor de Celeo) en la esencia del culto y sus misterios, en la agricultura.  Proporcionándole el grano para sembrar, un arado de madera y un carro tirado por serpientes, y lo envió recorrer el mundo para que enseñara el arte de la agricultura. Esto convierte a Triptolemo en el primer iniciado.

Y con este mito se explica el por qué la mitad del año, todo florece y llega la primavera, personificada en Perséfone, y la otra mitad, aquella en que vuelve al hogar de Hades, llega el frío, las lluvias y las nieves, ya que ella ha marchado y su madre la extraña y llora, regando los campos con nieve y hielo.hades-y-perséfone

 

 

BIBLIOGRAFÌA:

Alberto Bernabé. LOS MISTERIOS DE ELEUSIS. F. Casadesús (ed.), Sectes, ritus religions del món antic. Palma de Mallorca 2002.

Diel, Paul (1998), El simbolismo en la mitología griega. Editorial Universitaria Idea Books, S. A., traducción de A. Díez, España

Downing, Christine, LA DIOSA,  Kairós, Barcelona; 1999.

García Gual, Carlos. Introducción a la Mitología Griega. Alianza, Madrid 1999

Graves, Robert. Los Mitos Griegos, volumen I. Alianza, Madrid. 2004.

Kerényi, Karl: Eleusis: imagen arquetípica de la madre y la hija. Madrid: Siruela, 2004.

Machado, Manuel (2000), “Eleusis”, en Alma Caprichos El mal poema. Editorial Castalia, S. A., Madrid, pp. 137-38.

Miles, Margaret M. The Athenian Agora. American School of Classical Studies Publications, 1998.

Mircea Eliade (1989), Iniciaciones místicas. Editorial Taurus S.A., España, p. 37.

Mircea Eliade (1998), “Ensayo de una definición del mito”, en Aspectos del mito. Editorial Paidós Ibérica, S.A., Buenos Aires, p. 16.

Nietzsche, Friedrich (1995), El nacimiento de la tragedia. Alianza Editorial, S. A., Buenos Aires, p. 45.

Torres, Alejandro, Mitología Griega para niños, Editores mexicanos unidos, Mèxico; 2003.

Wasson, R. Gordon; Hofmann, Albert; Ruck, Carl: El camino a Eleusis: una solución al enigma de los misterios. Madrid: Fondo de Cultura Económica, 1993.

Un comentario en «Mito del Rapto del Rapto de Perséfone»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.