La Ciencia de la Magia

Spread the love

Sharing is caring!

Por Duhitr Olivia

Se acabó el misterio

Hermes Trimegisto | Resp:. Log:. Caballeros Hermes Trimegisto No. 63

Lo que desde hace miles de años venía siendo conocimiento esotérico –enseñanzas y prácticas que utilizan alegorías lingüísticas, ritos secretos y símbolos arcanos, accesible todo ello solo para una élite de “iniciados”— ha sido desentrañado en las últimas décadas por la ciencia más avanzada que existe, la física cuántica, que le ha quitado el misterio a los principios cúspide de lo oculto, todos legados a la humanidad por el más grande ocultista de la historia del planeta: Hermes Trismegisto.

Cualquiera puede comprender ahora las siete leyes que dieron origen al Kybalión, laTabla Esmeralda o elArquetipo Maestro transmitidos por Hermes,si las analiza a la luz de lo que la física de partículas va descubriendo día a día sobre el universo. Ahora bien, la importancia de tal comprensión radica en que ese conocimiento nos da un poder ilimitado, siempre y cuando recorramos el camino para su dominio, cualquiera que sea el que elijamos.

Uno de esos caminos es, evidentemente, la magia, la alta magia, que no necesariamente está conectada con la que se practica comúnmente y de manera extendida hoy en día, cuando ya no se corre el riesgo de ser torturado, ahogado o quemado en leña verde.

Mientras más domine el conocimiento hermético un mago, hechicero o brujo, más poderoso será. Si lo suyo es simplemente informarse lo suficiente para realizar rituales y hechizos sin entender ni controlar la energía que hay detrás de ellos, los efectos de su trabajo serán de corta duración, si no es que contraproducentes.

Si queremos ser magos efectivos y dignos, habremos de entender como entrar en dominio de las fuerzas del universo, es decir, como ser diestros en el manejo de la energía, cuya naturaleza ya fue develada por la física cuántica, por lo que ahora puede ser abordada detalladamente, transcurriendo de la mano de la ciencia por el conocimiento hermético.

Ese es el objetivo de esta columna que hoy inicia y que aparecerá en mi casa virtual, Hysteria Pagana, todos los lunes.

Se trata de conocimiento accesible para todos, porque, como dijera Dion Fortune, en su libro Magia Aplicada: “las proezas realizadas por un gimnasta entrenado están totalmente fuera del alcance de una persona normal y corriente; sin embargo, los mismos ejercicios –aunque no practicados con idéntica intensidad– sirven para mantener a una persona fuerte y en forma, siempre que los practique con regularidad”.