Spread the love

Sharing is caring!

Duhitr Olivia

Todo cabe en un fractal.

Benoît Mandelbrot, el padre de la geometría fractal

Sostiene hoy la física cuántica que todo el universo está organizado en patrones que se repiten y, por tanto, todos los fenómenos que en él ocurren están interconectados. Todo cuanto es, tangible e intangible, parte de una materia primordial a la que se ha llamado “oscura” en la física de partículas, y comienza a evolucionar a partir de fractales, estructuras geométricas que se repiten a todas las escalas en el universo, propuestas por el matemático Benoît Mandelbrot, en 1975.

Con estas teorías, la ciencia ha desentrañado, y puesto al alcance de cualquier persona que se interese,los más grandes misterios esotéricos. Así, la organización del universo en patrones no es otra cosa que la segunda Ley del Kybalión, la de Correspondencia, fundada en la afirmación de Hermes Trismegisto, en su Tabla Esmeralda, de que “lo que está arriba es como lo que está abajo y lo que está abajo es como lo que está arriba, para la realización de los milagros de la Cosa Una”.

Los fractales, a su vez, revelan la forma en opera la geometría sagrada, cuyo conocimiento pleno y dominio profundo sigue perteneciendo aún al Arcángel Metatrón, pues, por sus condiciones físicas y evolutivas, la mente humana no alcanza esas dimensiones.

Y ya que todo se desarrolla en patrones, incluso el conocimiento, queda en evidencia el hecho de que “para novedades, los clásicos”, en este caso Platón y su contemporáneo matemático Teeteto, que estudiaron científicamente los llamados cinco sólidos platónicos o cuerpos cósmicos, base de la geometría sagrada.

Por su parte, la neurociencia y la física cuántica unidas nos permiten aterrizar todas estas teorías a la vida cotidiana no solo del mago, sino de cualquier ser humano: el cerebro humano es un microcosmos, está conectado con la mente universal, que de acuerdo a los científicos existe en forma de una “red neuronal cósmica”. Es el ya famoso “campo de potencial infinito”, popularizado por Deepak Chopra.

El mago, pues, puede desde su microcosmos acceder a ese campo para potenciar su energía y su poder, porque a él pertenece. La separatividad, como afirma la Cábala, es solo una Ilusión.

El ser humano común y corriente, por su parte, puede hacer lo mismo para conocer la sustancia de la que está hecho, conectar con su alma, en la que radica su mente inconsciente, y cambiar los patrones que distorsionan su vida y le quitan sentido a su existencia, haciéndolo infeliz.

Pero ambas cosas: el poder multiplicado del mago y la sabiduría de la persona común, tienen sus requisitos, su método, de los cuales hablaremos la próxima semana.

Por hysteria