Spread the love

Sharing is caring!

Duhitr Olivia

Para Hysteria Pagana

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la ley. Sexto principio del Kybalión. Generalmente, la física cuántica ha corroborado todo el conocimiento esotérico de la antigüedad, hermético o anterior, pero he aquí un caso en el que lo ha profundizado.

A partir de la teoría de la relatividad de Einstein, todos los modelos del universo desarrollados por la física solo pueden corroborar la existencia de los multiversos, que comprenden tanto vidas paralelas, comoexistenciasen otros mundos muy diferentes, y a veces incluso opuestos. Esto es posible gracias a que el alma es multiubicua, por ser una emanación de la omnipresente conciencia.

El alma es un concepto mucho más complejo de lo que hemos venido concibiendo: ese ente inmaterial que nos une a Dios y debe ser salvado a toda costa de las tentaciones y aberraciones a que nos expone la naturaleza humana.

En realidad, más que un “ente” es una forma de conciencia, y ya que ésta tiene la cualidad de ser omnipresente, la emanación alma se vuelve abarcante, y así podemos existir de muchas formas y en muchos planos, sin que lo sepa cada una de nuestras existencias concretas, es decir, aquellas que poseen un ego y una personalidad, a excepción, claro, de que crean en la teoría de los multiversos.

Sin embargo, a diferencia de lo que comúnmente se ha dicho en esoterismo acerca de que siempre habrá un resultado, malo o bueno, de nuestros pensamientos, emociones, decisiones y acciones, la mecánica cuántica ha planteado una teoría sorprendente: una causa tiene un número indefinido de efectos, de los que no podemos saber cuál ocurrirá.

Esto, al menos en nuestras vidas personales, pues la mecánica cuántica sí puede predecir de manera extraordinariamente precisa cuáles serían todos los efectos posibles de una causa dada y cuáles de ellos ocurrirían con mayor probabilidad, pero no puede repetir el experimento, pues los resultados no serían los mismos,aunque la causa fuera exactamente igual a la de la ocasión anterior.

Por eso es que el universo parece tan caótico, para mentes que buscan entender a través de la experiencia de la reiteración. Aun cuando se sabe que todo el cosmos opera en base a la repetición de patrones y que cómo es arriba es abajo, nunca vamos a obtener, ver o repetir lo mismo en cada ciclo que se renueva, porque todo este ocurrir entre la evolución y la entropía siempre va en espiral.

Así pues, toda causa tiene múltiples efectos, algunos de los cuales podremos ver en una existencia concreta, pero otros serán origen de una vida paralela, en otra dimensión creada por nosotros mismos. Como lo ha explicado claramente Adonis Warlock en sus cursos de Tarot (solo lo parafraseo): hay un yo diverso a mí, que surgió a partir de una decisión dicotómica en mi vida. Eso me hace existir en mundos paralelos; tantos como decisiones dicotómicas he tomado en mi vida.

Por hysteria