Spread the love

Sharing is caring!

Duhitr Olivia

Para Hysteria Pagana

Resultado de imagen para opuestos en la naturlaeza

Los opuestos son idénticos en naturaleza.

Esta afirmación en El Kybalión, correspondiente al Principio de Polaridad, guarda uno de los secretos más profundos sobre la naturaleza de la abundancia y la prosperidad, en lo que a dar y recibir respecta.

Dar y recibir son una misma cosa, que se divide para, como lo explica la física cuántica, atraerse y repelerse constantemente, en una relación simbiótica de frecuencias vibratorias que da origen a todo lo conocido, lo mantiene y lo perpetúa. Simple y sencillo.

Solo constituyen un problema para la mente humana, pues se convierten en un asunto de percepción, que generalmente disocia los polos opuestos. Explico brevemente: cuando se trata de carencias, necesidades, odio, rencor, prejuicios, miedos, desconfianza, nadie quiere recibir lo que da. Porque ya lo tiene.

La gente quiere, usualmente, recibir lo que desea o necesita porque no lo tiene o no cree tenerlo, por eso no lo da. Ahí no hay polos opuestos. Hay carenciasy demandas a satisfacer.

A menos que se sepa dar amor incondicional y las actitudes asociadas a éste, se querrá realmente recibir lo mismo.

Así pues, por lo general uno de los polos está desenergetizado: el de recibir. Está prácticamente cerrado para obtener lo que ya tiene, pero completamente anhelante de lo que carece. Por eso cuando más de lo que ya tenemos y repartimos al por mayor nos toca la puerta de regreso, lo rechazamos, sintiéndolocomo una bofetada del destino, un inexplicable golpe de mala suerte, un perjuicio que nos hace otro, etc., etc.

Para cambiar esta dinámica, debemos tener presente, en primer lugar, dar y recibir no son una opción. Son acciones innatas, constituyen el lazo energético con el que nos relacionamos con los otros y con el mismísimo universo. Siempre estamos dando y recibiendo, sobre todo emocionalmente. Orientar esta naturaleza espiritual en nuestro beneficio sí es una elección, y esto no puede hacerse mientras no nos responsabilicemos de lo que damos.

Por eso, en segundo lugar, es importante comprender que aquel polo en el que la psique se enfoca, es nuestra fuente del dar. Si no lo reconocemos, lo identificamos conscientemente, estaremos siempre recibiendo cosas que no queremos para nuestra vida, o sea, lo mismo que damos, pero no lo que queremos o necesitamos, porque el polo opuesto de mi carencia no es el amor.

Como los polos tienen la misma naturaleza, es decir, son lo mismo en diferente grado, si “ocultamente” nos enfocamos en la carencia, obtendremos mucha más carencia; si lo hacemos en nuestro “poco valor personal”, atraeremos muchas actitudes y situaciones que lo confirmarán; si damos porque nos sentiríamos culpables de no hacerlo, solo obtendremos más culpa por dar con culpa o ingratitud y amargura por pensar que no lo merecemos.

Por hysteria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.