Spread the love

Sharing is caring!

Duhitr Olivia

Para Hysteria Pagana

Los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza. Por eso es que, mediante el poder del miedo, muchas veces atraemos justamente lo que queremos evitar.

Cuando tenemos, lo que sea que tengamos: amor, dinero, trabajo, estabilidad, seguridad, inmediatamente comenzamos a temer perderlos, es decir, empezamos a generar la vibración de su opuesto: la carencia. Y como los extremos se tocan, según nos lo enseña el principio de Polaridad, cuarto de el Kybalión, estaremos más pronto que tarde teniendo pérdidas anunciadas.

Sin embargo, cuando entramos en el polo de la escasez o la carencia total, es muy difícil alcanzar el otro extremo de la polaridad, porque tenemos que generar la energía opuesta, a través del poder de las sensaciones benéficas: amor, gratitud, seguridad, etc., las cuales, de acuerdo con la lógica del miedo que nos atenaza, son no solo inútiles, porque no nos garantizan nada, sino absurdas cuando “la realidad es otra”.

Es decir, hemos sido educados para entregarle el control al miedo y pensar que lo bien que podamos sentirnos tiene que provenir de las cosas buenas que nos pasen, no de nuestra voluntad.

Nuestros padres, deseando protegernos, nos han llenado de advertencias sobre la maldad en el mundo y la ingratitud de la vida, pero no nos enseñaron a confiar ni en nosotros, ni en un poder superior y muchas veces ni siquiera en ellos. Por tanto, no nos prepararon para que lo bueno perdure. No sabemos qué hacer cuando estamos llenos de bendiciones, y solemos negarlas o ignorarlas.

Por eso no podemos convertir nuestro plomo en oro.

No tenemos acceso al nivel de conciencia, al estado del ser, en que podemos atraer todas las inagotables riquezas del universo, tanto espirituales como materiales: Chesed la esfera de la misericordia, la ilimitada sustancia, en el árbol de la Cabalá, pues solo vivimos en su opuesto: Geburah, la mano que quita.

Pero entendiendo la Ley de La Polaridad ligada a la Ley de Atracción, ambas demostradas a nivel subatómico por la física cuántica y en el plano de la mente por la neurociencia, podemos atraer exactamente lo que deseamos generando la energía del polo opuesto solo hasta crear un equilibrio.

La clave es hacer la relación correcta entre polos opuestos. Parece una obviedad si pensamos en calor y frío, riqueza y pobreza, pero no lo es en el nivel de las emociones y los sentimientos, terreno en el que solemos experimentar mucha confusión.

Por hysteria