Spread the love

Sharing is caring!

Dihitr Olivia

Para Hysteria Pagana

Todo es doble, todo tiene dos polos. Incluido tú. Y pensarás: “eso ya lo sé”. Entonces, ¿por qué te esfuerzas tanto por ser siempre una buena y virtuosa persona?, ¿por qué quieres deshacerte de tus defectos?, ¿por qué rechazas tu oscuridad?

El principio de Polaridad, 4° de El Kybalión, sostiene, además: “Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse«.

Es decir, todo lo que crees saber no es verdadero si no representa la síntesis de los opuestos, la reconciliación de las paradojas. Incluido tú, cuya naturaleza es esencialmente paradójica.

En lo tangible y lo intangible, todo lo que es opuesto se sintetiza en determinado momento, creando nuevas manifestaciones; luego vuelve a dividirse en sus opuestos. Pasa en la energía y la materia, según la Física; en la alquimia emocional a nivel del individuo y en los cambios sociales a través de lo que conocemos como dialéctica.

No hay excepciones, en investigación conjunta entre científicos de universidades de Estados Unidos y Finlandia, la física cuántica ya ha descubierto la posible existencia de los monopolos magnéticos, es decir, un estado de la energía en el que no existen las cargas magnéticas opuestas.

Tras esa síntesis, ese estado de monopolo, todo vuelve a dividirse en luz y oscuridad, blanco y negro, arriba y abajo, adentro y afuera, defecto y virtud, para volver a sintetizarse después. Es el camino de la evolución. De eso está hecha la espiral, representación de los fractales.Así pues, ambas manifestaciones “son idénticas en naturaleza”, señala El Kybalión, por eso “lo que está arriba es como lo que está abajo y lo que está abajo es como lo que está arriba”, dice la Tabla Esmeralda de Hermes Trismegisto, y “su poder integrante es convertido en Tierra”, por eso “ésta es el padre de toda perfección”.

Ninguno de los polos es más importante o potente que el otro. Son interdependientes y tienen la misma fuerza, pero diferente carga energética. De la profundidad de tus oscuridades depende la intensidad de tu luz, de la recurrencia y el peso de tu defecto, la vitalidad y grandeza de tu virtud.

El sendero cabalístico de la liberación requiere que comprendamos bien este principio universal: un polo, sin el otro, no puede existir. Entre ellos está el equilibrio. Por eso el árbol de la vida de la Cabalá está dividido en tres pilares, a la izquierda el femenino y oscuro, el rigor, la mano que quita; a la derecha el de luz y masculino, el amor, la misericordia, la mano que da; entre ambos el de la conciencia, el que equilibra ambas energías.

Cada uno de nosotros debe respetar y amar tanto su oscuridad, como lo hace con su luz. La aceptación de nuestro polo negativo es el principio del equilibrio.

Si crees que esto es verdad, ¿por qué criticas tanto los defectos de los demás?,¿por qué rechazas los tuyos?

Por hysteria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.