DÍA DE HÉCATE DE LAS ENCRUCIJADAS O NOCHE DE LAS ENCRUCIJADAS – 30 DE NOVIEMBRE

Spread the love

Sharing is caring!

A través de las culturas y tradiciones, las encrucijadas o cruces de caminos son considerados como portales para los poderes de brujería y el mundo de los espíritus. Nos encontramos con Hécate en las encrucijadas para observar nuestro poder. La entrada a la cueva de Hécate, su vientre oscuro del cual todos provenimos. Es en las encrucijadas donde nos criamos en la escuela de la vida para aprender las lecciones necesarias y regresamos una y otra vez, al tiempo que progresamos durante nuestro viaje. Hécate se encuentra en estos umbrales, donde ella nos ofrece las llaves que buscamos.

Al otro día, el 31 de octubre, coincidiendo con Samhain, también es una noche más para convivir con la Reina de las Brujas. Cabe mencionar que Samhain es de origen celta por lo que no es una fiesta inherente a Hécate (los orígenes de Hécate se ubican entre Grecia y Turquia), pero por la naturaleza de Samhain, la energía se presta al trabajo con diosas oscuras y del inframundo como Hécate, o al menos una de sus muchas facetas.

Imagen de Hrefngast https://www.deviantart.com/hrefngast/art/Hecate-209240765

En la antigüedad, las ofrendas que se colocaban en las encrucijadas para Hécate, sirvieron para nutrir de manera no intencional a cierto tipo de personas. Todos aquellos que no eran aceptados por la sociedad, los pobres, las niñas y mujeres que desafiaban las normas sociales, residían en las encrucijadas. Estos marginados sociales se comían esas ofrendas dejadas para Hécate, lo que dio lugar al origen de las historias actuales donde a Hécate se le considera como Guardiana de los Marginados.

La noche de las Encrucijadas es un tiempo intimo con Hécate, sin grandes rituales o festines, un tiempo de paz en la oscuridad, solo acércate a Hécate con honestidad y ella estará complacida. Se realiza un ritual muy sencillo donde se hace una ofrenda mientras expresamos nuestra gratitud. Durante el ritual se deben contemplar todas las veces donde atravesamos las mas grandes encrucijadas de nuestras vidas. Se reflexiona sobre cómo Hécate nos ha ayudado en estos tiempos. Tal vez Hécate te llamó por primera vez cuando estabas en alguna de esas encrucijadas o tu la estabas buscando por primera vez con la esperanza de conectar con ella. Si cuentas con algun altar fijo o piensas montar alguno, coloca un poco de ajo o una manzana roja como ofrendas y también puedes colocar otros objetos simbólicos como unas llaves, una vela negra, calaveras, entre otras cosas.

Por otro lado, una manera de celebrar este día es a la manera antigua y dejar una ofrenda de comida en algún cruce de caminos que tengas cercano. Aunque lo acostumbrado es dejar ajo, huevo, hongos, miel, flores comestibles, entre otros alimentos, pero para los fines de este ritual es mejor dejar otro tipo de comida que sea mas fácil de consumir como frutas por ejemplo, lo mas común son las manzanas rojas; procura que tu ofrenda no genere mucha basura, así como no generes inconvenientes a terceros, ni te expongas a alguna situación de peligro tratando de realizar el ritual. Cuando la coloques, agradece a Hécate por acompañarte en las mayores encrucijadas de tu vida y también deja la comida con la intención de que alguien que de verdad lo necesite la encuentre para alimentarse con ella y pídele a Hécate que cuide de esa persona o personas.

Fuentes: Brannen, C. (2019). Keeping Her Keys: An Introduction to Hekate’s Modern Witchcraft. Winchester, Reino Unido: Moon Books.