Construyendo el Rostro de la Diosa.

Spread the love

Sharing is caring!

Construyendo el Rostro de la Diosa.

e2062f9eaa8bf7ee10fb05c95022ca70DiosaEn la más temprana edad del ser humano, la Gran Madre, la Diosa era concebida en la mente de los primeros humanos como una esencia, una energía, por lo tanto, ellos podían percibir, a través solo de los sentidos, como una energía pura, infinita, indómita e indomable, manifestándose en cada uno de los fenómenos de la naturaleza, y muy al principio a nuestros ancestros con eso les bastaba, pero el ser humano es codicioso, y su curiosidad es grande, como en aquellos entonces, los mismos ritmos de la naturaleza le daban mucho espacio para la reflexión y observación, misma que da paso al conocimiento y la sabiduría; el humano primitivo, comenzó a cuestionarse, como es que sería la forma de esa fuerza que hacía que la vida se manifestara, en sus múltiples formas, pronto dedujo que esa fuerza debía ser muy semejante a la mujer, a la hembra humana, ya que solo ella era capaz de producir vida a través de su cuerpo.

La ciencia de la antropología nos a ayudado a conocer cómo era la visión, que de la Diosa tenían nuestros antepasados, la arqueología, nos ha facilitado mucha de la información con la que ahora contamos, las primeras figuras que se han encontrado en todo el mundo de la Gran Madre, nos la muestran con múltiples formas, la mayoría de estas figurillas se encontraron en Europa Central lo que se conoce como la Cuenca del Danubio, sin embargo aquella a la que hoy llamamos señora de los mil nombres y los mil rostros, no tenía ninguna de esas características; lo primero que nuestros antepasados tuvieron fue una manera de nombrarla, Donni fue uno de sus primeros nombres, y en las piezas que la arqueología ha rescatado para que nosotros podamos conocerla, podemos ver muchos de los atributos que nuestros ancestros acentuaron en su primitiva visión de la Diosa, sus formas voluptuosas, semejantes a las humanas y a las de la propia tierra, recreando la similitud de las mujeres con los valles y montañas, que hacían énfasis en su fertilidad, más la Diosa, no contaba con rostro alguno.

f11d4e6c07ed4df7c6414d6c5d2fd889
A lo largo de la historia nuestra religión, la antigua religión de la Diosa, fue una continua evolución, misma que dio a la Diosa rostros, y formas distintas, y puso a su servicio infinidad de castas y linajes de hombres y mujeres místicos, que se dedicaron al servicio de la Diosa y de la religión por medio del sacerdocio, desde un principio, estos hombres y mujeres con sexo definido o andróginos, se convirtieron en un canal de comunicación entre la Diosa y posteriormente, los Dioses y los humanos.
Creando no sólo imágenes que conectarán no sólo con la divinidad, sino con lo que hoy se conoce como inconsciente colectivo de la humanidad.

Para crear esta conexión los ancestros sacerdotes y sacerdotisas se crearon para ellos una imagen que a su vez fuera semejante a la de los dioses.

Desde hace muchos miles de años los humanos comenzaron a utilizar herramientas e indumentarias que les ayudarán en el desarrollo de su trabajo espiritual.
El maquillaje, el vestuario y muchas veces hasta el cabello, han sido parte de la construcción de la imagen que ellos crearon para nosotros de los Dioses. Por ejemplo ellos nuestros primitivos ancestros decoraban sus atuendo y sus rostros con intrincados patrones geométricos, mismos que elaboraban con tinturas vegetales, carbón y mezclas de barro.

ad3c82e3f94d1fc082b0897105d44682
En el transcurso de nuestro peregrinaje espiritual, se ha intentado recrear la imagen de los Dioses de muchas formas, el maquillaje, los tatuajes y las máscaras han sido parte de eso.

Posteriormente ya en la edad de las primeras civilizaciones, las sacerdotisas, Sumerias, egipcias y minoicas, usaban maquillajes y peinados que acompañaban sus complejos atuendos y tocados, las vírgenes vestales de Roma daba mucha importancia a su apariencia tiñendo sus cabellos con distintas mezclas de hierbas, entre los pueblos celtas, sacerdotes y sacerdotisas, dieron rostro a Dioses y diosas, a través del vestuario, el maquillaje pero las máscaras fueron fundamentales, ejemplo de ellos son los rostros del green Man, cernunnos, la diosa Morrigan etc. Y entre la gente común el maquillaje, el peinado y los atuendos eran tan importantes que les daban una identidad a pesar que los celtas jamás se vieron a sí mismos con un concepto de nación.

Ellos también usaban pieles de animales, cornamentas y máscaras que se formaban con base en esqueletos de animales, ramas y hojas de árboles.
Los griegos y romanos, fueron expertos en la creación de máscaras, mismas que pasaron del uso ritual al recreativo. El uso de las máscaras en los orígenes del teatro griego es por muchos de nosotros conocido.

cf7808b4e32bf17d4d9b22bb9208ecb4
Hoy en día existen alrededor del mundo algunas pocas tribus que aún se rigen por castas sacerdotales y que siguen conservando, en sus chamanes y líderes espirituales indumentarias rituales, vestuarios, máscaras, penachos hechos con plumas de aves, huesos, pieles, fibras naturales y cortezas de árboles etc.
Hoy por medio de este taller de máscaras, estamos intentando recrear y recuperar parte de las múltiples imágenes que en nuestro inconsciente tenemos del rostro de la Diosa.

Por medio de esta herramienta mística y religiosa intentaremos contactar con esos recuerdos ancestrales, las formas, colores, diseños y texturas con las cuales trabajaremos hoy intentaremos crear nuestra propia concepción de rostro de la diosa.

Desde tiempos remotos infinidad de materiales se han usado para la creación de máscaras y muchos han sido también sus usos, pero ahora.
Esta herramienta no sólo es o será una linda manualidad que decorará nuestros santuarios y altares, también intentan ser un Puente de conexión con la parte de nuestro sagrado femenino y la divinidad que habita en todos nosotros, más adelante los que han sido bendecidos con este don de la canalización o estén dispuestos a someterse a un entrenamiento podrán ayudarse a conectar y canalizar la energía y los mensajes de la Diosa y/o divinidad.

Pido para ustedes como siempre, paz en sus ideas, luz en sus caminos, verdad en sus vidas y amor en sus corazones.

Suya en el amor de los dioses.

Isill (Julls Turullols).

#BibliografiaSugerida

Para complementar información :

La Rama Dorada de James George Fazer
La Diosa Banca de Robert Graves
El Dios de los Brujos de Margaret Murray
Dioses y Diosas de la Vieja Europa de Marija Guinbutas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE