Susanación

susanacion

Susanación: conducido por la sanadora Susana Alcázar, master reiki, vidente. Un programa dirigido a esas personas que tienen alguna enfermedad sea psicosomática o con un padecimiento crónico, que buscan aparte de su atención medicina, una sanación integral, de forma holística y amable, rasgo distintivo de Susana, su calidad humana y su empatía ante casos de impacto emocional.

Los malos tratos psíquicos representan un fenómeno viejo, lo novedoso es su revelación como problema social.

El maltrato psicológico se basa en comportamientos intencionados, ejecutados desde una posición de poder y encaminados a desvalorizar, producir daño psíquico, destruir la autoestima y reducir la confianza personal. Su padecimiento lleva a la despersonalización, al mismo tiempo que genera dependencia hacia persona que los inflige. El maltratador se vale para ello de insultos, acusaciones, amenazas, críticas destructivas, gritos, manipulaciones, silencios, refunfuños, indiferencias, frialdades y desprecios.

En la esfera de lo privado, aunque los hombres también lo sufren, las mujeres son las víctimas mayoritarias. Se produce asimismo en la relación de los padres con los hijos, en la que se ha detectado un incremento del maltrato de los hijos hacia sus progenitores, consecuencia de una educación cada vez más permisiva y del uso de la violencia, tanto física como mental, en la solución de los conflictos del mundo de los adultos. En el ámbito público, el maltrato psicológico está presente en el mundo laboral, el conocido como “mobbing”, y en el escolar, el llamado “bullying”.

La mujer, la víctima por excelencia

Los malos tratos psicológicos son un fenómeno viejo. Lo que resulta novedoso es su entendimiento como problema social. Los sufren mujeres de todas las edades, grupos sociales y económicos; culturas y países. Su gran incidencia, la gravedad de las secuelas, el alto costo social y económico, y en especial la degradación que produce la violación del derecho de las personas al ser tratadas como tales, y la ignorancia del respeto que merece toda existencia humana los convierten en una cuestión de gran relevancia universal.

…¡y solos que estamos!

El grito silencioso

Estos ataques sutiles, no son tan visibles ni manifiestos como los físicos. De hecho, en muchas ocasiones la propia víctima no es consciente de ellos hasta que sufre una agresión corporal, pero sus consecuencias pueden ser más graves y duraderas con el tiempo.

Las agresiones continuadas, tanto verbales como no verbales (el silencio, la indeferencia, la frialdad, los gestos…), crean una relación siniestra de codependencia entre el maltratador y la víctima. Ambos terminan necesitándose. La víctima porque estando sola siente que no es nadie y el miedo y la angustia la paralizan; y el que maltrata, porque se siente que es alguien a través de la dominación que ejerce. La situación de codependencia es tal que la víctima termina protegiendo y disculpando al maltratador. Recorre hasta ahí un proceso destructivo en el que va perdiendo la confianza en sí misma y la capacidad de respuesta, se va anulando y va interiorizando que de allí no se sale y abandona toda esperanza. Este fenómeno se estudia bajo el nombre del síndrome de Estocolmo.

Duelo desautorizado.- Es en el que se experimenta una pérdida que no puede ser reconocida o expresada abiertamente ante la sociedad. Por ejemplo:

Relaciones no reconocidas de exparejas, amantes, relaciones homosexuales.
Pérdidas no reconocidas de, aborto, esterilidad, enfermedad mental, abusos.
Pérdida de personas que no son reconocidas en la pérdida, como por ejemplo niños, personas mayores, y enfermos mentales.
Muertes censuradas, por ejemplo, sida, suicidio, homicidio, sobredosis.
Duelo traumático.- En este caso se incluyen un conjunto de síntomas cómo:

Búsqueda y añoranza por el difunto.
Soledad excesiva.
Pensamientos intrusivos respecto al difunto.
Sentimientos de confusión e incredulidad.
Pérdida de la seguridad y la confianza.
Trastornos de sueño y baja autoestima.
También se presentan síntomas de depresión y ansiedad.
Se pueden presentar afecciones como cáncer, abuso de alcohol y tabaco pensamientos suicidas, y trastornos cardiacos.

 

Características para identificar a los Niños Índigo:
Tiene gran sensibilidad
Tiene energía en exceso
Se distrae fácilmente o tiene bajo poder de concentración.
Necesita adultos emocionalmente estables y seguros a su alrededor
Se resiste a la autoridad si ésta no está democráticamente orientada
Prefiere otras formas de aprendizaje –para la lectura y las matemáticas en particular.
Puede frustrarse fácilmente porque tiene grandes ideas pero pocos recursos o personas dispuestas a ayudarle a realizarlas
Aprende a un nivel exploratorio, y se resiste a memorizar mecánicamente o a ser un mero oyente.
No dura mucho tiempo sentado a menos que esté absorto en un tema de su interés.
Es muy compasivo y tiene muchos miedos, tales como a la muerte y a la pérdida de sus seres queridos.
Si experimenta fracasos o decepción a edad muy temprana, puede desistir y desarrollar un bloqueo permanente.

Problemas que los Índigos pueden experimentar
· Exigen mucha atención y sienten que la vida es demasiado valiosa para dejarla pasar. Quieren que las cosas sucedan y con frecuencia fuerzan una situación a fin de obtener lo deseado.

· Pueden llegar a irritarse emocionalmente por quienes no entienden el fenómeno Índigo. Ellos no pueden entender por qué las personas operan en modalidades no basadas en el amor. Aún así, son extremadamente resistentes y hábiles para ayudar a niños necesitados aunque su ayuda a menudo sea rechazada. En la juventud pueden tener problemas de adaptación con otros niños.

Los Niños Índigo a menudo son diagnosticados con desórdenes de atención (ADD – Attention Deficit Disorder) o alguna forma de hiperactividad.

¿Qué podemos hacer? Hay algunas reglas básicas que debemos tener en cuenta para no perdernos el brillo de estos niños.
· Trate a los Índigo con respeto – Honre su existencia en la familia.

· Ayúdelos a crear sus propias soluciones disciplinarias. Siempre deles a elegir.

· Nunca los desprecie ni los haga sentir pequeños

· Explíqueles siempre el por qué de las instrucciones que usted da. Escuche esas explicaciones. No use la estúpida frase de: “porque yo lo digo”. Si usted usa semejantes expresiones, entonces reconsidere sus instrucciones y corríjalas. Ellos la/lo respetarán por ello y esperarán. Pero si usted les da órdenes autoritarias y dictatoriales, sin bondad ni razones sólidas, estos niños lo derrotarán. Simplemente no obedecerán o, lo que es peor, le darán una lista de razones que descalifican sus intenciones. La honestidad vencerá como nunca antes.

· Conviértalos socios en su propia crianza.

· Desde la temprana infancia explíqueles todo lo que usted está haciendo. Tal vez ellos no entiendan, pero ellos percibirán su consciencia y su honra por ellos.

· Proporciónele seguridad cuando usted le brinde apoyo. Evite críticas negativas. Siempre hágales saber que usted los apoyará en todo momento. Ellos crecerán de acuerdo a sus verbalizaciones y lo sorprenderán en el proceso. No los haga hacer simplemente, sino permita que ellos lo hagan con apoyo.

· No les diga quiénes son, ni quiénes serán en el futuro. Déjelos que ellos decidan lo que les interesa. No los fuerce a que entren en el oficio familiar o en algún tipo de negocio porque la familia lo haya estado haciendo durante generaciones. Estos niños no serán seguidores en absoluto.

Consejos para la relación con Índigos
· Los Índigo son abiertos y honestos – esto no es una debilidad, sino su mayor fortaleza. Si no son honestos y abiertos con ellos, ellos seguirán siendo los mismos con ustedes: sin embargo, no los respetarán.

· El aburrimiento puede traer arrogancia en los Índigos, así que no dejen que se aburran. Si actúan con arrogancia, significa que necesitan un nuevo desafío y nuevos límites. Alimente sus cerebros y manténgalos ocupados de la mejor forma posible.

Los padres, maestros y auxiliares tienen que ser capaces de establecer y mantener límites claros, y sin embargo, lo suficientemente flexibles para cambiar y ajustar esos límites cuando sea necesario, basados en el crecimiento emocional/mental, pues los Índigos crecen rápido. Ser firmes, pero justos, es necesario para el bien de ellos y el nuestro.
El mensaje dado y transmitido por los adultos debe ser más placentero que doloroso, y más basado en el amor que en el miedo.
Mantenga al niño informado e involucrado en los asuntos.
Evite malentendidos simplemente dando explicaciones.
No pierda la paciencia con su niño.
Evite dar órdenes (verbos en imperativo). En vez de usar órdenes verbales, use el tacto para llamar su atención. Ellos son muy sensibles al contacto (toque en el hombro, apretón de manos, abrazo, etc.)
Mantenga su palabra
Negocie en cada situación.
No esconda nada ni use lenguaje ofensivo.
Deje que sus emociones le muestren amor, y no odio.
Discuta la situación generadora de la reprimenda después de ésta.
Después de todo, siempre acérquesele al niño y vea si hubo un aprendizaje y crecimiento tras la reprimenda.
Importante: Recuerde que el castigo no funcionará con estos niños. El castigo es diferente de la reprimenda. El castigo está basado en la culpa, mientras que la reprimenda se basa en un crecimiento o mejoramiento.

Los celos pueden resultar tan malos que han llegado a destruir familias, pero ¿cómo acabar con esto, como aprender a controlarnos y a poner en ciertos niveles los celos? El problema no es sentir celos, sino la frecuencia y la intensidad con la que los manejamos.

Para poder lograrlo, primero tienes que aceptar que eres una persona celosa, negarlo complica doblemente las cosas; analiza qué tan real es el problema, puede ser que estemos haciendo las cosas demasiado grandes y no lo son. Los siguientes tips te ayudarán a tomar un poco de conciencia y te serán de mucha ayuda en ese momento en el que crees que ya no hay nada que salvar.

1. Confianza y comunicación, piezas clave de toda relación. Tanto la confianza como la comunicación son los pilares de toda relación, si no hay confianza no puede existir nada, debemos dar a nuestra pareja su espacio de intimidad de hacer cosas solo; el no poder dar ese tiempo a solas es fuerte señal de inseguridad, si hay algo que no te parece, díselo, platíquenlo, no hay nada que una buena comunicación no pueda solucionar.

2. La imaginación puede ser buena pero también muy mala. No dejes que vuele demasiado alto, estar pensando mal de todas las cosas que hace nuestra pareja no nos llevará a nada bueno, cuando esos pensamientos te lleguen, ocúpate en otra cosa, no dañes tu mente con situaciones irreales, respira profundo y analiza las fantasías que has creado.

3. Entierra el pasado. Los seres humanos podemos llegar a ser tan obsesivos y aferrados que queremos traer el pasado de nuestra mano, pero que no nos permite vivir nuestro presente; olvida lo que ya pasó, si te fue mal en tu relación anterior ponle punto final, no puedes catalogar a todas las personas de la misma manera: si no tienes el deseo de ser feliz no hagas perder su tiempo a los demás, o entierras tu pasado o el enterrará tu presente.

4. Busca explicaciones coherentes a las cosas. Llamar cada 5 minutos a tu pareja para saber qué hace o cómo está, no es nada agradable, ya que en vez de agradar terminarás por enfadar, si crees que está con alguien más o que ayer contestó una llamada tarde, busca la lógica de las cosas y dale un voto de confianza, no te conviertas en su espía ni en un detective ya que esto terminará por destruirte.

5. Respeto en sus vidas. Debes pensar que antes de ti, él o ella tenían una vida, una familia, amigos, trabajo, diversión, etc. Las cosas no tienen por qué cambiar, dar su espacio a cada una es importante, no te encierres en creer que porque ahora es tu pareja el mundo gira a tu alrededor; respetar sus tiempos y dar espacio para relacionarse con el mundo es muy importante. Cuando estén juntos realicen cosas que hagan demostrarse qué tan importante son el uno para el otro, cuánto se extrañan y, sobre todo, pásenla bien, sin reclamos ni discusiones.

6. Tu pareja te acepta tal y como eres. Para aceptar amor debes aprender primero a amarte, esta es una prueba infalible ante los celos ya que estos vienen de una falta de autoestima e inseguridad, así que date la libertad de amar plenamente sin condiciones y sin miedos, si te sientes libre y seguro eso mismo vas a transmitir a tu pareja.

7. Analiza con qué frecuencia aparecen los celos. Analizar bien qué tan frecuentes son los celos y porqué razones se dan, te servirá para saber hasta dónde están afectando tu vida: si es algo pasajero que sucede muy rara vez, hasta cierto punto puede ser normal, pero si son la sombra de tus días, ya son celos patológicos en los que un especialista te puede ayudar.

No existe nada imposible, lo más importante es que te pongas en primer lugar tú, qué tanto te amas, y cómo quiero que los demás me amen, me acepten y me respeten; una relación de pareja en armonía, basada en comunicación, confianza, respeto, amor y tolerancia, es la clave para poder derrumbar toda clase de barreras que se presenten en el transcurso de nuestras vidas. Analiza si te hace falta alguno de estos ingredientes, puede ser que ahí esté la clave de ese sentimiento tan desagradable llamado “celos”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close