¿SABES QUE SON LOS SILENCIOS SEXUALES? atrévete a romper el silencio con tu pareja!

base_imagePor Mónica Figueroa

Si, así tan sencillo y tan complejo como suena, en algunos momentos de la vida, hombres y mujeres tenemos periodos donde guardamos silencio de manera sexual, esto quiere decir que nuestro cuerpo está cerrado, es difícil tener relaciones sexuales, el deseo se ve reducido, pareciera que es un momento donde el placer sexual esta negado.
¿Porque pasa? por muchas razones, dentro de las principales están los duelos que llegan a nuestras vidas, la perdida de alguien a quien amamos, ya sea por muerte o por que la relación se ha terminado, el desamor, crisis en la vida de cualquier tipo, o algún desajuste orgánico, hormonal, el punto es que hay momentos donde simplemente no fluye la plenitud sexual.
Esta situación genera un impacto profundo, es el indicador de que algo de manera interna no anda muy bien, a veces no es visible ante nosotros, pero en otras ocasiones es muy fácil identificar las razones.
Si la persona es soltera, puede que no se vayan generando más conflictos, pues poco a poco ella decidirá el momento en el que atienda tal situación, pero si tenemos pareja entonces la situación se complica, porque simplemente el ritmo sexual del otro es diferente, empiezan a surgir demandas importantes en relación a la frecuencia o intensidad de la actividad sexual, se genera tensión importante en la pareja al ser evidente que no hay sincronía, se pueden mezclar otros factores, como la seguridad o el autoestima del otro.
Tendemos a pensar que la plenitud sexual de nuestra pareja es responsabilidad nuestra, entonces en un periodo de silencio sexual, no solo se da esta apatía, si no que además hay que lidiar con las consecuencias, que van desde la indiferencia hasta peleas cada vez más complejas y revueltas del porque en la intimidad no funcionamos bien.
Es importante considerar, que en ocasiones el cuerpo necesita apoyo médico, donde el silencio sexual puede estar relacionado no solo con cuestiones emocionales, si no también físicas, que es preciso atender de manera oportuna.
La plenitud sexual en la pareja es un eje, que fomenta la estabilidad en la relación o que la perjudica, para la persona que vive un silencio sexual, es muy complejo poder expresar con claridad que a veces es generada por situaciones externas, que no tienen nada que ver con el otro, sin embargo en ocasiones los silencios son un modo de distancia ante un conflicto recurrente, de emociones guardadas, a veces evitamos los contactos sexuales a partir de enojos silenciados y frustraciones acumuladas.
Pero ¿ y qué pasa con la pareja? con el otro, otra, que conserva su ritmo sexual, que no entiende que pasa, porque se limita la actividad sexual?….Se genera un vacío, distancia, inseguridad y a veces enojo, porque va por sentado el rechazo frecuente que tanto lastima.
Seamos conscientes de que el cuerpo tiene sus ritmos, que a veces el silencio sexual simplemente llega y es preciso atenderlo, con amorosidad y respeto, honrado la sabiduría del cuerpo que nos grita sus deseos y necesidades, siendo comprensivos con nosotros y con el otro, buscando respuestas, siendo pacientes y dejando que el tiempo nos ayude a repara aquello que nos llevo simplemente a guardar silencio.cama

Monik Figueroa

Licenciada en psicóloga por la UNAM, especialista en autoconocimiento, sexualidad y relaciones humanas por el Instituto Terapia de Reencuentro de Valencia, España. Con formación en sexualidad humana y perspectiva de género. Se desempeña como psicoterapeuta de niños, adolescentes, adultos y parejas abordando diferentes problemáticas. Ha participado en diferentes mesas de debate en radio y autora de diferentes artículos en medios electrónicos. Es facilitadora de diversos talleres sobre sexualidad a diferentes poblaciones. Conductora del programa EROS en www.hysteriapagana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close