OSTARA

 Farah Leyeli Zeraoui

La fecha para celebrar Ostara es el 21 de Marzo en el Hemisferio Norte y el 21 de Septiembre en el Hemisferio Sur, es el tiempo de la renovación y el renacimiento. Con el equinoccio de primavera, descubrimos que en nuestro interior hay energías y poder suficiente para romper la oscuridad del interior del huevo de la inactividad invernal y celebrar la evidencia del despertar de la vida. Es cuando resurge el poder que infundimos en nuestros proyectos y propósitos.
La celebración del ritual de Ostara está totalmente relacionada con la Diosa Eostre, quien simboliza la fertilidad asociada al comienzo de la primavera, es una diosa del “amanecer” o del “despertar” de las fuerzas germinativas. Es el festival del matrimonio del Dios Sol con la Diosa Tierra, concibiendo a Ostara como una representación de las fuerzas femeninas generadoras. Los lirios blancos de Ostara eran reverenciados, representaban la vulva milagrosa y auto-generadora de Eostre, haciendo referencia a lo sagrado que existe en la sexualidad femenina.
Los días se han prolongado visiblemente. El día y la noche tienen una longitud igual, pero la luz ha comenzado a ganar terreno. Las aves se esmeran en construir sus nidos. Hojas verdes surgen en los árboles, se asoman nuevos brotes de plantas. Es la festividad de la fertilidad de la tierra que nos alimenta, en este tiempo la tierra se empieza a calentar y a convertirse en un paraíso verde. Todo es símbolo de fertilidad. Los animales despiertan del período de hibernación. La naturaleza renace, y la energía se reconstruye en la medida que los días se hacen más largos.
Cuando la luz y la oscuridad son iguales, los animales comienzan a dar a luz o entran en su ciclo sexual receptivo, llamado “período de estro”, en honor de la Diosa. De los más feroces a los más pequeños, los animales del bosque, que también adoran y aman a Eostre, juegan en el calor de la luz primaveral y festejan en la nueva vegetación que Eostre proporciona.
La palabra estrógeno se originó a partir de “Eostre”, el nombre de la antigua diosa anglosajona de la fertilidad. Los huevos y los conejos son símbolos de fertilidad que están asociados con Ostara. Los ancianos paganos teñían los huevos y pintaban sus deseos para luego enterrarlos como un regalo a la Madre Tierra, de quien esperaban que convirtiera sus sueños en realidad.
La Luna de Ostara coincide con el mes de los ciervos, la estación del nacimiento de los cervatillos. Lo cual nos conecta con el símbolo del ciervo macho, que representa la divinidad masculina solar, el Dios Astado. La Diosa ha vuelto a su aspecto virginal y será seducida por el joven Dios, procrearán a un niño que nacerá en el solsticio de invierno. Cada año el joven sol desplaza al rival, tal y como sucede en la naturaleza, el animal joven logra desplazar al gran macho cuando éste se debilita y el otro adquiere pleno poder.
Por lo tanto también es la época de celebrar a Cernunnos el Dios Astado, el Señor de los Animales, nuestros hermanos y también al Hombre Verde, Señor de los Bosques, con el fin de conseguir el retorno del verdor de las praderas, del bosque, de la naturaleza.


¿Qué mayor símbolo de fertilidad que el huevo? Una gran célula llena de vida por hacer. El huevo se convirtió en el símbolo de la vida, el renacimiento y por eso se asoció a la primavera. Es por ello que Ostara tomó como símbolo al huevo, por ser el huevo de la vida. En el huevo se encuentra protegida la vida, está en potencia, y al empollarlo, al suministrarle calor, ésta se manifiesta. Y esta creciente vitalidad romperá el cascarón y saldrá a la luz. Significa la renovación periódica de la naturaleza, representa todo nacimiento y principio, además de ser un alimento ideal para salir del crudo invierno, por lo nutritivo que es.
¿De dónde viene la tradición del “conejo de pascua”? Para los paganos es un símbolo de fertilidad cósmica porque los antiguos veían una liebre en la Luna llena y esta festividad se celebraba en la luna llena del equinoccio. Simbolizan la abundancia porque son conocidos como el animal más fértil. Se dice que la Diosa Eostre era representada por una liebre, su símbolo terrenal, ya que estos animales son nocturnos, nunca cierran los ojos y vigilan durante las noches. Justamente es en primavera cuando sale de su madriguera. Por su vinculación con la Luna representa la resurrección y el renacimiento, así como la intuición y la luz en la oscuridad.

LEYENDA DEL CONEJO DE OSTARA
Era una pequeña liebre que deseaba mucho darle un regalo a la Diosa, pero no sabía que podría ofrecerle que fuera de valor para ella. Un día, mientras buscaba forraje, la liebre encontró un huevo fresco, una mercancía altamente preciada. La pequeña liebre deseaba enormemente comerse ese huevo, ya que había pasado mucho tiempo desde que había probado algo más fino que el sabor de la hierba seca.
Antes de probar ese platillo, se dio cuenta de que ese huevo podría ser un regalo perfecto para Eostre, pero consideró que la Diosa podría tener todos los huevos que ella quisiera, en cualquier momento que lo quisiera. Ella era una Diosa, una creadora, la encarnación de la vida misma. Darle un simple huevo nunca haría una diferencia.
¿Cómo, se preguntó, podría hacer que este huevo realmente resultara ser una buena ofrenda para la Diosa? La pequeña liebre llevo el huevo a su madriguera y reflexionó sobre cómo hacerlo tan hermoso y nuevo como lo que Eostre hacia al mundo cada primavera. Comenzó a decorar el huevo. Lo pintó con los tonos de las maderas de la primavera de Eostre y le colocó sobre el cascarón símbolos sagrados de la Diosa.
Cuando sintió que no podría hacer ya más hermoso al huevo, lo llevó a Eostre y se lo ofreció.
Eostre quedó tan complacida con el sacrificio de la pequeña liebre de entregarle el huevo y por la manera en la que se lo habría decorado, que lo nombró su animal de compañía.

CORRESPONDENCIAS:
• La clave para Ostara: despertar, resurgimiento, renovación, transformación, balance, renacimiento.
• Plantas: Frutillas, las plantas frutales de estación, todas las flores de estación, fresias, violetas, madreselva, narcisos, lirio, azucena.
• Hierbas: Salvia, rosa, jazmín, frutilla, bellota, azafrán, lirio, madreselva, violetas, retama, nuez moscada.
• Inciensos: Incienso, sándalo, pétalos de rosa, cáscara de naranja, salvia, violeta, manzana, madreselva, jazmín.
• Aceites: naranja, sándalo, incienso, eucalipto, limón.
• Colores: Verde, Amarillo, Rosa, dorado.
• Piedras: Amatista, Aguamarina, Jaspe Rojo.
• Comidas típicas de Ostara: huevos, pasteles de miel, las primeras frutas de la estación, semillas, panes de semillas (girasol, ajonjolí, nueces, almendras, avellana, etc), vegetales de hoja, platos que utilicen flores (o decorar los platillos con flores),
• Bebidas: cualquiera que desees hacer con frutas de la estación o con semillas. Agua de Flor de Jamaica, tés de flores como manzanilla, pétalos de rosa, jazmín, violetas, etc.

Deidades:
Diosas: diosas vírgenes, diosas de la luna, diosas del amor, deidades andróginas, diosas de la fertilidad. Algunas diosas de Ostara son: Afrodita (Griega), Eostre (Teutónica), Ma-Ku (China), Dama del Lago (Welsh-Cornish), Minerva (Romana), Isis (Egipcia), Rheda (Anglosajona), Coatlicue (Azteca).
El mito que más se relaciona con esta festividad es el rapto de Perséfone por Hades, lo cual da paso a las estaciones, específicamente a la Primavera.
Dios: dioses del Amor, dioses de la canción y de la danza, dioses de la fertilidad. Algunos dioses de Ostara son: Adonis (Griego), Señor de la Greenwood (Inglés), Ovis (Romano etrusca), Dylan (Gales), Odin (Nórdico), Osiris (Egipcio), Attis (Persa), Mitra (Greco Persa).

Actividades para Ostara:
Tradicionalmente suele recogerse flores. Caminar por jardines, parques o bosques. Así como trabajar con la tierra plantando semillas, trabajando en jardines, y cualquier otra forma de trabajo con hierbas, ya sea mágico, culinario, cosmético o artístico.
Es el tiempo de la primera siembra del año, la tierra está en un momento fértil. Este momento nos invita al renacimiento interior, fertiliza tu conciencia para que sea un buen terreno en donde deposites las semillas de todos tus anhelos para el año que ha comenzado.
Confeccionar bolsitas con hierbas y la actividad más conocida es la de decorar huevos, con la intensión de romperlos aventándoselos a nuestros compañeros de coven, con la intención de compartir las bendiciones.
Los rituales durante Ostara representan la limpieza de lo viejo y la forma de abrirle paso a lo nuevo. La limpieza del hogar o “limpieza de primavera” es un ritual tradicional durante Ostara. Utiliza escobas de cepillo para barrer tu casa y librarla de energías negativas obsoletas, literales y simbólicas.

BIBLIOGRAFIA:
CABOT, Laurie & MILLS, Jean. (1994). Celebrate the Earth: A Year of Holidays in the Pagan Tradition. New York, USA: Dell Publishing.
FARRAR, Janet, y FARRAR Stewart. (1981). Eight Sabbats for Witches. USA: Phoenix Publising, Inc.
MCCOY, Edain. (2002). Ostara: Customs, Spells & Rituals for the Rites of Spring. USA: Llewellyn Publications.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close