MJOLNIR: El martillo de Thor

Spread the love

Sharing is caring!

Farah Leyeli Zeraoui

En la mitología nórdica, Mjolnir es una de las armas más temidas en la mitología nórdica, es utilizado para derrotar a todos los que desafíen la supremacía de los Æsir. Aunque generalmente es representado y descrito como un martillo, a veces se lo menciona como un hacha o un garrote.

Literalmente Mjolnir  significa demoledor” y hace referencia a la capacidad que tiene el martillo para pulverizar. Está relacionado con el verbo islandés mölva (aplastar) y mala (moler). Se ha sugerido también que el nombre puede aludir a la naturaleza agricultora de Thor, ya que en sus comienzos era una divinidad adorada por agricultores. Una teoría alternativa sugiere que Mjolnir podría estar relacionado con la palabra rusa molniya y la galesa mellt (ambas traducidas como “rayo”). Esta teoría se relaciona con la idea de que Thor era el dios del trueno, por lo cual podría haber usado rayos como su arma.

Pero demoler no era el único atributo de la poderosa arma del Dios Thor, ya que poseía muchas características mágicas, como la de poder golpear tan fuerte como Thor quisiera, desde un leve toque hasta un terrible golpe que destruiría montañas. También se decía que el trueno y el rayo eran consecuencia del golpe del martillo y que el martillo contaba con la capacidad de encogerse lo suficiente como para ser guardado en una túnica y luego agrandarse para ser usado en combate.

Los dioses nórdicos eran tan poderosos como sus armas y herramientas. Mjolnir es un arquetipo crucial para la supervivencia de los nórdicos. Sin la habilidad de Thor de mantener el equilibrio cósmico, siempre hubiera existido una constante amenaza por parte de los gigantes, la serpiente del mundo y los dioses imprudentes.

Thor poseía varios objetos mágicos formidables, tales como su carro, su cinturón de poder y guantes de hierro para levantar a Mjolnir; pero es este último el punto central de muchas de sus aventuras. A veces Mjolnir es utilizado como un arma arrojadiza que siempre encontraría el camino de vuelta a Thor.

El Mjolnir tiene una imagen poderosa, pero poseía algunas sutilezas y delicadezas que deben ser remarcadas, como fuerza es proporcional a las intenciones de Thor. Es decir, que Mjolnir era capaz de arrancar una montaña de las entrañas de la tierra así como golpear la punta de un alfiler sin dañarlo. De igual manera podía modificar su tamaño para ser transportado secretamente; y hasta ser arrojado y hallar a su enemigo a varios kilómetros de distancia. El trueno es el sonido que producen los golpes de Mjolnir. Apesar de su forma, este martillo es un símbolo de equilibrio, de restauración, de defensa de la sociedad y sus valores. El Mjolnir suele representarse con un mango curvo. La runa Tiwaz podría ser su representación más común.

Uno de los mitos más famosos sobre la creación de este martillo es la siguiente:

La vanidad de Loki le llevó a presumir los regalos que había preparado para los dioses a los hijos de Ivaldi, quienes eran unos grandes artesanos diciendo que no habría enano capaz de crear algo más bello y más útil, poniendo como precio de la apuesta su propia cabeza. Los hermanos Brokkr y Sindri aceptaron el reto de buena gana. Usaron piel de cerdo para la ofrenda a Freyr, oro para la ofrenda a Odín y hierro para la ofrenda a Thor. Loki que no quería dejar nada a la suerte, transformado en mosca se introdujo en la herrería de los enanos, y mordiéndolos intentó que sus creaciones fracasaran, pero sin lograr conseguirlo.

Brokkr y Loki se presentaron en las tierras de Ásgard para que los propios Dioses juzgaran qué ofrendas eran más bellas y útiles. Loki presentó Skídbladnir a Freyr, un barco que en cuanto la vela fuera levantada siempre tendría el viento a favor y que a la vez era tan flexible que Freyr lo podría llevar guardado en un bolsillo. A Odín le dio Gungnir, una lanza que cuando se lanzase siempre alcanzaría su objetivo. A Thor, le devolvió la nueva cabellera de oro para su esposa (con anterioridad Loki le habría cortado unos mechones a la esposa de Thor).

Entonces Brokkr presentó sus regalos. A Odín le dio Draupnir, un anillo de oro del que cada noche surgirían ocho anillos más del mismo valor. A Freyr le obsequió Gullinbursti, un verraco que podía correr por el aire y por el mar más rápido que cualquier otro animal, y que iluminaría cualquier lugar al que fuera, por muy oscuro que fuera. Por último, a Thor le regaló Mjöllnir, un martillo con el que podría golpear con tanta fuerza como se quisiera, que pudiera ser lanzado a cualquier objetivo sin errar, y que siempre volviera a su mano.

Aunque también hay otra versión:

Loki cortó imprudentemente los cabellos de oro de Sif, la esposa de Thor. El dios, enfurecido por el atropello, obligó a Loki a que los devuelva, o en todo caso a una recompensación. Para ello recurrió a los dos enanos, célebres artesanos aunque maliciosos; y los desafió a crear un objeto tan maravilloso como los creados por los enanos de antaño.

Los artesanos aceptan la apuesta. Sindri encendió los fuegos de la fragua, y encomendó a su hermano Brokk a que nunca detenga el fuelle mientras él realizaba unas diligencias. Tres veces intentó Loki detener la labor enajenada de Brokk, mordiéndolo en el cuello, en un párpado, y en un ojo -siempre bajo la forma de una mosca odiosa-; por temor a que esa arma fuera su fin.
Finalmente una gota de sangre impidío la visión del enano, y éste abandona el fuelle por un segundo; por eso Mjolnir posee la mitad del volumen originalmente diseñado, por eso Thor debe blandirlo con una sola mano.

 

BIBLIOGRAFIA:

Baker, Alan. The Viking. New Jersey: John Wiley & Sons, 2004.

Bulfinch’s Mythology. New York: Avenel, 1978.

Campbell, Joseph. The Masks of God: Occidental Mythology. New York: Penguin, 1964.

Davis, Kenneth. Don’t Know Much About Mythology. New York: Harper Collins, 2005.

DuBois, Thomas A. Nordic Religions in the Viking Age. Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 1999.

Hamilton, Edith. Mythology. Boston: Little Brown & Company, 1942.

Munch, Peter Andreus. Norse Mythology: Legends of Gods and Heroes. trans. Sigurd Bernhard Hustvedt. New York: AMS Press, 1970.

Orchard, Andy. Norse Myth and Legend. London: Cassell, 2002.

Turville-Petre, E.O.G. Myth and Religion of the North: The Religion of Ancient Scandinavia. London: Weidenfeld and Nicolson, 1964.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE