Historia y Simbolismo de los nudos celtas

Spread the love

Sharing is caring!

Farah Leyeli Zeraoui

 

Sabemos que los celtas tenían un sinfín de símbolos, uno de los más representativos es el Celtic Knot, nudo celta que realmente son de varios tipos y se utilizaban principalmente en la decoración de monumentos, en iglesias y en manuscritos, como famoso Book of Kells (que actualmente se encuentra en el Trinity Collegue de Dublín), Los Gospels de San Telio y en el  Lindisfarne Gospels.

Los patrones entrelazados aparecieron por primera vez en el Imperio Romano. Entre los siglos tercero y cuarto de la era común. Esta forma artística se utilizó mucho en la arquitectura Bizantina, arte Celta, arte Cóptico, arte Islámico, etc.

Tipos de nudos Celta

La cultura Celta tomó la forma de los nudos, espirales, trenzas, trenzados y otros patrones clave para representar ricamente las siete creaciones simbólicas. Estas creaciones fueron: el hombre, el mamífero, la planta, el insecto, el pájaro, el pez y el réptil. Como cada uno de ellos simboliza algo importante hay una clase de nudo Celta para cada uno.

Al principio, los patrones fueron cables o trenzas adornadas, como se vio en la Italia del siglo sexto. Las trenzas rotas y vueltas a conectar son los genuinos nudos celtas. Se originaron en el Norte de Italia y en el Sur de la Galia; llegaron a Irlanda hacia el siglo séptimo.

A este símbolo también se le conoce como el nudo místico, o el nudo sin fin. En el plano esotérico y espiritual representa los comienzos y finales. Debido a su trayectoria infinita, el nudo celta puede representar la naturaleza eterna del alma, el ciclo de vida ininterrumpida de nacimiento y renacimiento con sus infinitas reencarnaciones,  estos símbolos no tenían principio ni final. El entrelazado del diseño del nudo, con sus líneas continuas, podría simbolizar el proceso de esta eterna evolución que experimenta el alma en sus continuas reencarnaciones hasta alcanzar el objetivo de la perfección.

 

NUDO DE AMOR CELTA

Estos significan el amor entre dos personas, representadas por medio de nudos entrelazados. Los amantes intercambian estos nudos como en la actualidad se hace con las argollas. El nudo celta oval es el más simple de todos los nudos de amor Celta. Representa la vida eterna y se remonta al 2500 a.e.c, cuando Escocia, Gales e Irlanda Celtas idearon estos nudos por primera vez.

NUDO CELTA DARA

El nombre Dara proviene de la palabra irlandesa “doire”. Que  significa “roble”. En la ciudad irlandesa de Kildare, donde se encuentra la iglesia de Santa Brígida (Brigit), se puede ver este nudo como elemento decorativo por todos lados. Esta iglesia se llama Cill-Dara, “la iglesia del roble”, curiosamente la forma de este nudo se parece a las raíces del roble, uno de los árboles sagrados para los celtas, su poder era invocado en los momentos más duros, cuando era necesario ser fuerte y resistir un desafío, aferrándose a las raíces cual sabio roble. .

NUDO CUATERNARIO CELTA

Cuenta con cuatro esquinas,  que forman un conjunto y suelen interpretarse de distintas maneras,  cada esquina puede ser un punto cardinal (Norte, Sur, Este y Oeste), siendo este más que un símbolo una herramienta que indica cuál debe ser el camino a seguir. Aunque también podría ser que cada punto represente una de las estaciones o los cuatro elementos: fuego, tierra, agua y viento. Desde un punto dvista histórico y mitológico, se lo relaciona con los 4 tesoros de los Tuatha Dé Danann (El caldero del Dagda, La lanza de Lugh, La piedra de Fal y La espada de Nuada) o de los 4 evangelios del Libro de Kells.

Los nudos celtas que tienen un camino cerrado (sin fin ni principio) se consideran un símbolo de eternidad o representan el infinito. Aquellos con sendas abiertas se dice que significan un viaje (tanto físico como de otro tipo).

NUDO QUINTUPLE CELTA

Similar a lo que ocurre con el cuaternario, el nudo quíntuple celta es un conjunto compuesto por cinco elementos, el cual consta de cuatro círculos que se entrelazan para formar la quinta figura en el centro. Cada círculo representa un elemento (fuego, tierra, agua y viento) y el enlace que se forma a partir de esa unión es el espíritu celta, el Awen o Akasha que se representa con la figura del centro. A su vez, cada uno de los cuatro círculos también simboliza las cuatro estaciones (verano, otoño, invierno y primavera) y los cuatro puntos cardinales. La conjunción de todo eso es la armonía del espíritu celta, que se encuentra entre todas esas cosas.

 

BIBLIOGRAFÍA:

ÁVILA, Granados, Jesús. (2007). La Mitología Celta. España: Martínez Roca.

BLAMIRES, Stephen. (2005). Magic of the Celtic Otherworld: Irish History, Lore & Rituals. USA: Llewellyn’s Celtic Wisdom.

CONWAY, D.J. (2002). Magia Celta. España: Obelisco.

MARTIN, Rodríguez, Luis Fernando. (2007). Símbolos celta. España: Cuadernos de Urogallo.

Translate »
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE