Historia de las Runas

Spread the love

Farah Leyeli Zeraoui

Las runas son tan fascinantes y llenas de magia, se usan como mancia, para ayudarnos en nuestro día a día, o como medio de consulta. Su historia se remonta a los primeros sistemas de escritura que se desarrollaron en los pueblos germánicos, eran alfabetos rúnicos, y estas funcionaban como cartas. Cada una es un símbolo ideográfico o pictográfico de un principio cosmológico o de poder, al ser trazado se llamaban a ciertas fuerzas para ser dirigidas en algunos aspectos de la vida cotidiana, como la protección.

La palabra “runa” proviene del proto-germánico “Runo”, tiene tres significados: “letra”, “secreto” y “misterio”, lo más seguro es que su significado original se mantenga encerrando y que sólo los iniciados conocían y se perdió con el tiempo.

Cada runa tiene un nombre filosófico y otro mágico cuyo significado se relaciona con la forma visual y el sonido que representa, así por ejemplo, la runa que comienza con la letra “T” recibe el nombre de “Tiwaz” que según la lengua Proto-Germánica, es el nombre del dios Tiwaz (conocido como Tyr en la época de los vikingos). Por lo tanto el significado místico hace referencia a dicho dios, y la runa “Tiwaz” se percibía como permanecer en el cielo durante el día, la forma visual de la “T” asemeja una flecha que señala hacia arriba y por ello apunta al lugar donde habitan los dioses. Esta runa era tallada como ideograma al  margen de todo el texto, separado de todo el escrito, buscando un efecto de hechizo que se lanzaba para asegurar la victoria en la batalla.

Los alfabetos rúnicos recibían el nombre de “Futharks”, hay tres principales:

-El de 24 caracteres o Futhark antiguo, que fue el primer alfabeto rúnico totalmente formado y cuyo desarrollo comenzó en el siglo I dC, completándose antes del año 400.

-Elde 16 caracteres o Futhark más joven, que comenzó a diferir del antiguo alrededor del comienzo de la época de los vikingos (c. 750 dC).

-El de 33 caracteres el “Fuþorc anglosajón”, que se añadió al antiguo Futhark en Inglaterra.

Las runas tradicionalmente se tallaban en piedra, madera, hueso, metal o cualquier superficie dura en vez de dibujarse con tinta y pluma en el pergamino, como era lo común en esa época.

Muchas fueron las hazañas elevadas en honor y memoria a los difuntos donde las runas grabadas contaban las acciones y los actos valientes llevados a cabo. De igual manera las hacían para tener favores, refugio y apoyo en el camino hacia el más allá. Dieron honores, riquezas y grandes reconocimientos a quienes sabían interpretar su significado cada vez que eso se hiciera necesario.

Las Runas acompañaban a los guerreros, los comerciantes y a los religiosos. El “Alfabeto Futhark” compuesto por 24 runas divididas en tres grupos de 8 letras cada uno (según la tradición 8 y 3 son números con poderes), cada grupo fue nombrado según una de las principales divinidad Nórdica:

FREYR | que incluye Fehu, Uruz, Thorisaz, Ansuz, Raido, Kano, Ghebo, Wunjo

HAGAL | que incluye Hagalaz, Nauthiz, Isa, Jera, Eihwaz, Perth, Algiz, Sowulo.

TYR | que incluye Teiwaz, Berkana, Ehwaz, Mannaz, Laguz, Inguz, Othila, Dagaz.

Existen dos historias sobre el surgimiento de las runas: El Rígsþula cuenta como Ríg, identificado como Heimdall en la introducción, tuvo tres hijos: Thrall (esclavo), Churl (hombre libre) y Jarl (noble). Estos hijos se convirtieron en los ancestros de las tres clases de hombres que indican sus nombres. Cuando Jarl alcanzó la edad de comenzar a manejar armas y mostrar otros signos de nobleza, Rig volvió y, habiendo reconocido a Jarl como su hijo, le enseñó las runas.

La otra historia, que es la más reconocida cuenta que Odin se  sacrificio a sí mismo, clavándose su lanza Gungnir y colgándose cabeza abajo de las ramas de Yggdrasil, el árbol sagrado, durante nueve días y nueve noches. En la noche del noveno día, cuentan que Odín pudo surcar las aguas de su propia alma, y allí en el fondo, encontró las runas y las asió, aunque esto le provocó la muerte, resucitó, ahora conocedor de las runas.

Significado de las runas

Runa en blanco: esta runa es la nada y el todo. Guarda la fuerza de lo que ha sido, es y será.

Othila: indica lazos familiares, patrimonio familiar y herencia, vínculos de sangre.

Dagaz: esta runa se asocia con despertar a la vida. Indica el equilibrio entre el ciclo día-noche.

Inguz: representa la fertilidad, la vida contenida en la semilla.

Laguz: su significado está asociado al agua. Es la unión entre la vida y la muerte.

Mannus: simboliza el deseo de cambiar y la capacidad de auto-análisis.

Ehwaz: simboliza un caballo y significa la estrecha relación existente entre caballo y jinete.

Teiwaz: representa la espada que corta lo viejo, lo feo y lo que sobra, sin detenerse por los apegos.

Berkana: es la runa del despertar, del crecimiento y de la fertilidad.

Algiz: esta runa significa protección.

Sigel: significa sol y representa el éxito y la victoria.

Perth: algo oculto, secreto.

Eihwaz: se asocia con el tejo, árbol que posee un gran valor chamánico.

Isa: esta runa hace referencia la hielo. Se asocia con traición, trampas, emboscadas, ardides, etc.

Jera: significa cosecha y el crecimiento a través del ciclo de las estaciones del año.

Hagalaz: significa granizo y es una runa que nos habla de tiempos duros y difíciles.

Nauthis: significa la necesidad de aprender las lecciones y aprender a manejar nuestras limitaciones.

Wunjo: es la runa del esplendor y la alegría. El tiempo difícil ya ha pasado.

Gebo: significa dar. Hay que actuar con generosidad.

Kano: se relaciona con el conocimiento, las revelaciones y la guía luminosa de la inteligencia.

Raido: nos habla del tránsito del espíritu hacia sus respectivas metas. Pero también significa mudanzas, etapa de vacaciones y renovación y traslados.

Thurisaz: indica una fuerza maléfica, el poder del caos destructivo.

Anzus: está asociado al dios Odín y significa la comunicación.

Uruz: significa uro, una especie de bisonte de gran tamaño.

Fehu: es una runa positiva que anuncia riquezas.

BIBLIOGRAFÍA:

Blum, Ralph (1932). The Book of Runes – A Handbook for the use of Ancient Oracle : The Viking Runes. New York: Oracle Books, St. Martin’s Press.

Looijenga, J. H. (1997). Runes around the North Sea and on the Continent AD 150-700. dissertation. Groningen University.

MacLeod, Mindy; Mees, Bernard (2006). Runic Amulets and Magic Objects. Woodbridge, UK; Rochester, NY: The Boydell Press.

McKinnell, John; Simek, Rudolf; Düwel, Klaus (2004). Runes, Magic, and Religion: A Sourcebook. Wien: Fassbaender.

Odenstedt, Bengt (1990). On the Origin and Early History of the Runic Script. Uppsala.

Page, R.I. (1999). An Introduction to English Runes. Woodbridge: The Boydell Press.

Spurkland, Terje (2005). Norwegian Runes and Runic Inscriptions. Boydell Press.

Thorsson, Edred (1987). Runelore: a handbook of esoteric runology. United States: Samuel Weiser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE