¿Eres víctima de una maldición familiar?

¿Eres víctima de una maldición familiar?

Todos hemos oído la frase, “De tal palo, tal astilla”. Pero, ¿sabías que la herencia puede ser tanto en el ámbito espiritual como en lo natural? Lo que muchas personas desconocen es que las influencias generacionales tienen la capacidad de traer maldiciones a su vida. La comprensión de esta realidad trae el poder de cambiar no sólo su vida, sino la vida de los miembros de toda una familia.

hqdefault

En ciertas familias ocurren sucesos inexplicables, como muertes prematuras y repentinas, que incluso se remonta a unos cuantos cientos de años. En otras familias, la pobreza parece estar continuamente persiguiéndolas, incluso en épocas de mucha abundancia.

Alguien del árbol genealógico de la familia podría ser el origen, por lo que antes de romper una maldición generacional, primero hay que identificarla. Si has llegado a este artículo es que te has sentido identificado y podrías ser víctima de una maldición generacional.

Maldición de los Kennedy

A lo largo de la historia ha habido gran cantidad de familias conocidas que fueron víctimas de misteriosos sucesos. Posiblemente la maldición generacional más conocida es la de los Kennedy. Si bien algunas personas pueden pensar que estos “eventos desafortunados” les podrían haber pasado a cualquier familia, algunos están seguros que la desgracia continúa en la familia Kennedy como una maldición.JOSEPH

Joseph P. Kennedy Jr., perdió la vida en 1944 en una misión aérea sobre Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.

JOHN

John F. Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas. Ese mismo día era el aniversario de la muerte de su bisabuelo, Patrick Kennedy, quien falleció en 1858.

ROBERT

Hermano de John y Ted Kennedy, el Senador Robert F. Kennedy fue asesinado a los 43 años de edad durante una balacera en Los Ángeles en 1968, justo después de haber ganado las primarias presidenciales del partido Demócrata en California.

Jacqueline_Kennedy_20120517014133Desde que contrajo matrimonio con John F. Kennedy en 1953, Jacqueline Kennedy Onassis sufrió varios trágicos sucesos; la pérdida de dos embarazos, haber presenciado el asesinato de su esposo en 1963 y un fatal diagnóstico de linfoma maligno en 1994, un tipo de cáncer que le arrebató la vida ese mismo año.

Michael_Kennedy_20120517014204

Michael Kennedy, de niño en la foto, murió a los 39 años de edad esquiando en un resort de Aspen, Colorado en 1997.

maldicion_-_carolyn_Bessette_20120517020454

John F. Kennedy Jr. y Carolyn Bessette, tres años después de haber contraído matrimonio en 1996, perecieron en un accidente aéreo cuando volaban en una avioneta hacia Martha’s Vineyard, el 16 de julio de 1999.
Rosemary_Kennedy_20120517014207
Considerado uno de los casos trágicos más extraños en la familia Kennedy, a Rosemary Kennedy se le hizo un diagnóstico incorrecto de retraso mental y fue intervenida quirúrgicamente con una lobotomía, una delicada operación en el cerebro que aparentemente le causó más problemas de salud. Pero, Rosemary Kennedy murió el 7 de enero de 2005 de causas naturales.

 

Signos de una maldición generacional

En primer lugar, hay asumir que una maldición está afectando a tu familia, ya sea por la gran cantidad de divorcios, por la gran cantidad de problemas, inusuales suicidios o muertes prematuras. Por lo que la clave es reconocer que existe este patrón destructivo en tu familia. En segundo lugar, que nosotros no somos los culpables, que es algo heredado. Una vez que hemos localizado el problema, solo tenemos que asociar los signos de una maldición familiar.

Víctima de una maldición familiar

Bajo los efectos de una maldición, cualquier persona de la familia se puede ver fácilmente superado por las emociones y el miedo. Estos provocan en una persona tomar decisiones erróneas y autodestructivas. En esta condición, una persona tiene una constante lucha interna, una verdadera guerra interna que acaba siendo una frustración. La confusión y la depresión también son dos indicadores clave de una maldición familiar.

Aunque una de las más claras evidencias de una maldición generacional lo encontramos en los divorcios, las divisiones familiares, peleas entre los familiares o alejamiento de los miembros de la familia. Pero en cualquier caso, los niños también se ven afectados por esta maldición familiar.

Estos son algunas de las evidencias más importantes, pero tenemos que recordar que no siempre es el resultado de una maldición generacional, por lo que primero hay que investigar a fondo la historia de la familia.

corazon-sol

Siempre hay una luz al final del túnel. Recuerda que tu no eres tu familia y tu historia puede ser DIFERENTE

¿Cómo “romper” una maldición familiar?

Hay un sinfín de formas diferentes formas de romper una maldición familiar y varían en función de las directrices y los principios de cada tradición. Sin embargo, hay ciertos métodos que pueden ayudar a deshacernos de una maldición, aunque el resto de miembro de la familia continuará siendo víctima. En caso de que la maldición generacional sea muy fuerte, entonces siempre recomendamos los servicios de un profesional, una ayuda interesante es @Adonis Warlock, locutor y fundador de Hysteria Pagana. Él podría ayudar a detectar las raíces de las maldiciones familiares, limpiar energéticamente y ayudar con terapia psicológica. Esto se puede hacer por medio de diferentes métodos; el uso del tarot, péndulo, y visualizaciones. También podrían acudir a una constelación familiar para detectar el problema.

La primera, y más simple, es el uso de un solo espejo. En primer lugar, consagra el espejo como lo harías con cualquier otro elemento mágico. Coloca el espejo de pie, en un plato con sal negra, que se utiliza en muchas tradiciones para proporcionar protección y repeler la negatividad. En el plato, frente al espejo, coloca algo que represente tu destino y visualiza la maldad que está afectando a tu familia.

Otro sistema es mediante un baño de purificación, que incluye una mezcla de  ruda, sal y otras hierbas protectoras. Algunas personas creen que esto limpia la maldición. En algunas religiones, mientras se realiza el baño de purificación, se dice algún tipo de oración. Pero si no te sientes cómodo, puedes quemar incienso.

Por último, asegúrate de que realmente eres una víctima de la maldición generacional. Pero si estás convencido de ello, no tardes más tiempo, tú no debes pagar los actos de tus antepasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close