Descubre qué fobia te representa según tu signo del zodíaco

ARIES:

  1. Fobofobia: Miedo al miedo o a tener una fobia. Se trata de uno de los miedos irracionales más curiosos, ya que quienes lo padecen temen al miedo en sí mismo. Por eso se conoce la fobofobia como “miedo al miedo”. Los fobofóbicos pueden temer tanto contraer una fobia, como también experimentar un abrumador temor ante la posibilidad de vivir situaciones que despierten su miedo o angustia. La diferencia entre un fobofóbico y una persona saludable es que ante la posibilidad de peligro el primero experimenta una fuerte ansiedad y puede quedar paralizado producto del estrés.
  2. Macrofobia: Miedo a las esperas largas. Esta fobia aún no ha sido estudiada en profundidad. Sin embargo, se piensa que las personas que padecen de este trastorno tienen tendencia a ser ansiosas e inseguras. Es probable que en algún momento de sus vidas hayan padecido algún evento donde se hayan sentido completamente devastados por la impotencia, un evento que haya rebasado su capacidad de control y se hayan sentido observadores pasivos del mismo.

    Macrofobia
    Macrofobia: Se define como un persistente, anormal y injustificado miedo a esperar durante un tiempo prolongado.

TAURO: Dos fobias para decidir cuál es mayor:

  1. Cleptofobia: Miedo al robo. Las personas que padecen esta fobia viven con pavor a encontrar a los ladrones en su camino y también tienen un miedo terrible a causar pérdidas económicas a los demás. La cleptofobia se caracteriza también por excesivo temor de no poder pagar las deudas debido a la falta de dinero. Los pacientes con esta fobia viven en pánico ante la idea de que puede ser robado o que puedan recibir billetes de dinero falso.La fobia de hurto está muy presente en las principales ciudades del mundo. Los síntomas físicos asociados con ese miedo irracional incluyen temblor, sudor frío, taquicardia, ataques de pánico y ansiedad. Cuando se deja sin tratar, la cleptofobia puede resultar en una profunda depresión.

    Con los altos niveles de violencia en las grandes ciudades, la cleptofobia se ha convertido en común porque muchas personas llevan excesivo temor a un robo o presenciado encuentros con ladrones.1273632697187_f


  2. Tropofobia: Miedo a mudarse o a hacer cambios.

 

GÉMINIS:

Nomofobia: Pánico a salir de casa sin el teléfono móvil. (Viene de la expresión inglesa: no-mobile-phone-phobia.) La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando este no puede disponer de él, bien porque lo haya dejado olvidado en casa, bien porque se haya agotado su batería o esté fuera de cobertura.no-mobile-phone-phobia.

 

CÁNCER:

Demofobia o Enoclofobia: Miedo a las multitudes. El famoso Albert Einstein una vez dijo “odio las multitudes y hacer discursos”. Este sentimiento es muy común para muchas personas y se conoce como enoclofobia. Aquellos que la padecen harán lo posible para evitar lugares tales como los centros comerciales, los teatros o cualquier evento donde regularmente haya multitudes. Algunas cosas que les sucede al encontrarse en grandes muchedumbres son estar atrapados hasta la muerte, contraer un virus mortal, perderse en la multitud, sentirse pequeño e insignificante al estar rodeado por tanta gente.
Este miedo puede ser genético y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. Algunos experimentan un miedo tal al estar en áreas muy llenas de gente que pueden experimentar dolor de pecho como si estuvieran por sufrir un infarto, pero en realidad están padeciendo un ataque de pánico debido a estar demasiado ansiosos.Enoclofobia multitudes

LEO:

Gelotofobia o Catagelofobia: Miedo a ser objeto de burla. / Miedo al ridículo. Cuando el miedo es extremo se convierte en una fobia, que puede afectar tanto a jóvenes como a mayores e interferir en su vida social, y a algunos les afecta a tal extremo de no poder relacionarse con nadie.

Es una de la fobias más problemáticas, tanto de la persona que la sufre, como de los que le rodean.

Las personas que han tenido un momento embarazoso sienten miedo a que la situación pueda volverse a producir y se burlen de él, esto ocurre especialmente en los niños, que son muy crueles.

Si el individuo que lo padece es tímido y se asusta con facilidad, volver a pasar por esta situación, empeora las cosas y cualquier temor, por pequeño que sea que padeciése el afectado, puede que se convierta en una fobia; aunque en otras ocasiones la mente será capaz por sí sola de crear un miedo.

Los signos y síntomas de la catagelofobia son nausea, boca seca, manos húmedas, quedarse parado, incapaz de moverse y latidos acelerados; el tratamiento deberá de ser realizado por un profesional en la materia, mediante terapia cognitiva-conductual.

VIRGO: También salen unas cuantas. ¿Con cuál nos quedamos?:

  • Misofobia: Miedo a los gérmenes, a la suciedad, a la contaminación. Este término es utilizado para describir un miedo patológico al contacto con la suciedad para evitar cualquier tipo de contaminación o de gérmenes. Los sujetos que sufren de esta fobia, es decir, los misofóbicos, aumentan sus precauciones higiénicas hasta lo inverosímil. Llegan a lavarse las manos 40 veces en 20 minutos, o a tirar la ropa después de usarla. Evitan que las demás personas, incluida su familia, se acerque a ellas, por temor a ser contaminados. Extreman las precauciones al acercarse a la cocina y al baño, como si de lugares sagrados se tratase.
    Esta fobia está ligada al Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), una conducta extrema donde el enfermo basa su vida en evitar esta contaminación. La enfermedad se les hace crónica, ya que sienten que nada de lo que hagan es suficiente para evitar la contaminación. Este trastorno afecta la vida de toda la familia del enfermo, ya que se ven obligados a seguir ciertos rituales (como lavarse escrupulosamente las manos a cada momento, o usar ropas o calzado especial libres de la “contaminación” del exterior al entrar a la casa).images (18)
  • Monopatofobia: Miedo a las enfermedades. Quienes padecen de este trastorno temen contraer una sola y específica enfermedad, incurable, localizada en determinado lugar del cuerpo.
  • Ataxofobia: Miedo al desorden.
    Las personas que sufren de esta fobia no dejan que las personas se acerquen a sus cosas o a los asuntos personales, debido a que ellos son los que se sienten con la capacidad de ordenar o arreglar los asuntos personales.
    Las personas que sufren de estas fobias, se fijan hasta los pequeños detalles, son muy sensibles. La ataxofobia se desarrolla en las personas cuando están pequeños o bien sea cuando ya son adultos, pero de distinta manera nunca recuerdan porque sufren de esta fobia.
    Asimismo esta fobia se puede clasificar en tres sub-fobias:
  • Social, cuando se experimenta incomodidad extrema, la persona puede tener síntomas de sudoración, mareos o falta de aire.
  • Específica: Es decir miedo al tiempo, gravedad, palabras o colores.
  • Ansiedad generalizada: es donde la persona experimenta ansiedad y preocupación.
  1. Atelofobia: Miedo a la imperfección.Este temor a cualquier tipo de imperfección en su vida puede hacer que la persona que la padece se convierta en su mayor crítico con cualquier cosa que diga o haga y temiendo continuamente, porque las cosas que realiza no están lo suficientemente bien hechas.

    Este miedo a la imperfección va mucho más allá de querer hacer las cosas como mejor sea posible, ya que en los casos en que se diagnostica la atelofobia existe la condición que la convierte en una verdadera obsesión, provocando continuas relaciones fallidas y haciendo que sea prácticamente imposible funcionar en la sociedad.

    Las personas que padecen atelofobia suelen ser muy inteligentes y poseen múltiples talentos y capacidades.

    Normalmente, muchas personas miden sus competencias en relación a otras con unos talentos y aptitudes muy similares, pero los atelofobicos siempre se miden con los mejores. No les sirve hacerlo bien, necesitan ser los que lo han hecho mejor.

    Esto hace que continuamente estén tratando de afinar, rehacer o mejorar algo que ya está altamente considerado por quienes les rodean.

    Los síntomas de la atelofobia incluyen un alto grado de irritabilidad irracional dirigida hacia ellos mismos y en menor porcentaje hacia los demás.

    El atelofobico suele sentir un miedo atroz de no estar a la altura del objetivo que se ha marcado, lo que le provoca, en numerosas ocasiones, insomnio, sobrexcitación e incapacidad para relajarse.

LIBRA: Tampoco podemos decidirnos. Elige tú:

  1. Cacofobia: Miedo a la fealdad propia o a la de otros.Es una fobia muy inusual. Al igual que otros miembros de esta familia de trastornos de ansiedad, puede ser desencadenada por una variedad de eventos. Un paciente puede haber estado expuesto a imágenes de los medios de las personas con las expresiones faciales inusuales en relación con los delitos violentos u otros acontecimientos traumáticos, por ejemplo.

    Los padres y otros miembros de la familia podrían haber expresado aversión a las personas poco atractivas, o un paciente podrían haber tenido una experiencia desagradable personal, como un secuestro que involucraba a una persona con rasgos faciales desagradables. Con el tiempo, los pacientes pueden acumular una ansiedad sobre el objeto del miedo que puede llegar a ser tan intenso que sólo de pensar en que cause síntomas.2976022_640px

  2. Decidofobia: Temor persistente a tomar decisiones, tanto más agudo cuanto más importantes sean. Quienes temen tomar decisiones importantes suelen recurrir a mecanismos tales como la astrología, el tarot u otros medios que dejan virtualmente al azar el resultado, o bien consultar compulsivamente a sus amigos y su familia. Les cuesta reflexionar sobre el problema y suelen atribuir demasiado peso a una porción determinada de la información. Muchas veces no suelen hacerse cargo de su responsabilidad en la elección y culpan a los otros cuando las cosas no resultan como hubieran querido.

ESCORPIO: Complicadito. A ver, tenemos varias opciones:

  1. Iofobia: Miedo al veneno (ajeno, se entiende).steveludwin_snakes-630x413
  2. Pteronofobia: Miedo a que le hagan cosquillas con una pluma (y se distraiga de su tormento con la risa floja).Esta fobia lleva al que la padece a tener aversión o temor a las plumas, muy especialmente cuando son utilizadas para hacerles cosquillas. Se asocia su origen a ciertos episodios de la niñez, con el sentimiento de angustia que puede sufrir el niño cuando un adulto insiste en realizarle cosquillas al malinterpretar su risa, que no es más que un acto reflejo, con una expresión de felicidad del niño.

    Aunque no existe la pteronofilia, sí que hay un término referente al placer de hacer o recibir cosquillas, aunque necesariamente no tiene por qué incluir plumas, es la acarofilia. La diferencia entre esta y la llamada knismolagnia, otro término relacionado, consiste en que ésta última es una parafilia, lo que le confiere un componente sexual o fetichista, hay excitación producida por las cosquillas.

  3. Eclesiofobia: Miedo a las iglesias. En forma habitual, se utiliza el término no como una fobia propiamente dicha, sino refiriéndose al desprecio por la Iglesia en general (así como se utilizan homofobia o xenofobia). Dos posibilidades: (1) Porque las imágenes de sufrimiento sean demasiado perturbadoras hasta para el mismo Escorpio… o (2) por el temor a rendir cuentas a una divinidad.

SAGITARIO:

Nostofobia: Miedo a volver a casa. Suelen padecer este trastorno quienes viven o vivieron en ambientes rodeados de agresividad. Es importante que los familiares de estos pacientes sean comprensivos con ellos y los traten afectuosamente si no quieren agravar su mal con un comportamiento hostil como respuesta a su fobia.
El término proviene del griego “nostos” (regreso, retorno al hogar) y “phobos” (miedo). Y, una vez allí, Ecofobia: Miedo al hogar. panic

CAPRICORNIO:

Atiquifobia: Miedo al fracaso. Si bien todas las personas presentan en algún grado el temor al fracaso, debe recordarse que por tratarse de una fobia estamos hablando de un miedo extremo e irracional. Las fobias impiden que las personas lleven una vida plena, y en este aspecto, el miedo al fracaso resulta en una fobia particularmente paralizante, ya que quienes la sufren dejan de involucrarse en actividades en las que temen fracasar. Incluso se la ha vinculado con el miedo al éxito, debido a que los fóbicos inconscientemente boicotean sus posibilidades. De esta manera, la misma fobia puede producir aquello que causa el temor.
Muchas veces, las causas de esta fobia pueden remontarse a padres o hermanos muy exigentes durante la infancia, o a haber sufrido vergüenza y humillación como producto de un fracaso menor. A medida que avanza el tiempo y la persona va estructurando su personalidad, el miedo al fracaso se va fortaleciendo. Para colmo, nuestra cultura hace un culto a la perfección tanto en la imagen, como en las relaciones, en la carrera, etc. Si bien la perfección es sólo una ilusión, el fóbico siente que no puede descansar hasta haberla alcanzado.
El tratamiento a esta fobia es principalmente a través de técnicas de autoayuda y de motivación. Según fóbicos recuperados, la mejor manera de superar la fobia es enfrentar aquello a lo que se le teme gradualmente. Además, asumir que el fracaso es un paso necesario si se desea alcanzar el éxito.

ACUARIO:

 Anatidofobia: Miedo a estar siendo observado por un pato. (¿Un miedo del montón para Acuario? No, de ninguna manera.)
pato-mirando

PISCIS:

Cremnofobia: Miedo a los precipicios. Muy unida con la Barofobia: Miedo a la gravedad. abismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close