Cómo escribir tu propio hechizo en 5 pasos

Farah Leyeli Zeraoui

 

No hay nada de malo en usar los hechizos de otras personas, para eso hay miles de libros, pero a veces queremos usar los nuestros, porque no siempre encontramos un hechizo para lo que queremos, o que nos guste  o simplemente queremos usar material original. Cualquiera que sea tu razón para querer un hechizo propio está bien, y no es tan difícil como parece. Te daré una breve guía de lo que debes tener en mente a la hora de crear tu propio hechizo en solo 5 pasos.

 

  1. ENCUENTRA EL OBJETIVO / FINALIDAD / INTENCION DEL TRABAJO.

¿Qué es lo que deseas lograr? ¿Estás buscando prosperidad? ¿Quieres un mejor trabajo? ¿Quieres traer  el amor a tu vida? ¿Cuál es el objetivo específico del hechizo? Sea lo que sea, asegúrate de ser claro en lo que quieres: “¡Voy a conseguir un aumento en el trabajo!”

 

  1. DETERMINA QUÉ COMPONENTES MATERIALES NECESITARAS PARA LOGRAR TU META.

¿Vas a usar hierbas, velas o cuarzos? Trata de pensar fuera de la caja cuando estás componiendo un hechizo, recuerda que la magia se basa en gran medida en el simbolismo. No hay nada malo en el uso de ingredientes inusuales en un trabajo, pues es tu propio hechizo, y puedes usar aquello que necesites, como carritos, piezas de ajedrez, piezas de hardware, gafas de sol, etc.

Eso sí investiga primero que hierbas, colores, cuarzos, inciensos tienen correspondencia con aquello que deseas llevar a cabo.

 

  1. DECIDE SI EL TIEMPO ES IMPORTANTE.

En algunas tradiciones, la fase lunar es crucial, mientras que en otras no es significativa. Generalmente, la magia constructiva se realiza durante la luna creciente. La magia destructiva se hace durante la fase de disminución, en la luna menguante.

También puedes pensar en los días de la semana, que son dedicados a distintos dioses, eso puede potenciar tu trabajo ritual, incluso una cierta hora del día. Sin embargo, no te sientas obligado en ser demasiado meticuloso.

 

  1. PALABRAS ADECUADAD.

¿Qué palabras serán verbalizados durante el trabajo? ¿Vas a cantar algo formal y poderoso, pidiendo ayuda a los dioses? ¿Simplemente murmurarás una copla poética bajo tu respiración? ¿O simplemente reflexionarás sobre el universo? Recuerda que hay poder en las palabras, así que selecciónalas cuidadosamente.

  1. HAZ QUE TENGA PODER.

No te detengas ya que tienes todo listo, energízate y ten confianza en ti mismo. Simplemente hazlo y ya. Mentaliza ese poder en todo lo que acabas de crear.

 

La autora de Llewellyn Susan Pesznecker comenta que “cuando construyes un hechizo tú mismo, desde el principio, infundes con tu deliberación, tus preferencias, tus deseos, tus pensamientos y tus energías. Será mucho más poderoso y completo que cualquier hechizo que encuentres en libros.  Haciéndote parte integral de la magia, desde el principio hasta el final. Cuando practicamos la magia, usamos la magia como una forma de alterar la realidad.”

 

Recuerda escribir tu hechizo en tu libro de sombras.  Si tu trabajo no ha comenzado a manifestarse dentro de unas semanas – algunas tradiciones dicen que dentro de 28 días, un mes lunar – puede que debas volver a realizarlo, revísalo para saber qué fue lo que falto.

El Universo tiene un peculiar sentido del humor, así que asegúrate de que cualquier cosa que hagas un hechizo sea redactada correctamente. En otras palabras, ten cuidado con lo que deseas, ¡porque lo conseguirás!

Recuerda que la magia es una herramienta y un conjunto de habilidades, pero un poco de sentido común debe prevalecer también. Puedes desear con muchas fuerzas conseguir trabajo,  pero sí no lo buscas, seguro que no lo consigues. Recuerda que en el paganismo, los dioses nos dan una ayudadita, no nos resuelven la vida.

Bendiciones y Bienvenido al Sendero….

Farah Leyeli Zeraoui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close