Aprende a usar piedras y cristales segun su forma

LAS DRUSAS

Son una acumulación o asociación natural de cristales y pueden ser pequeños, medianos o grandes.

Su forma puede ser plana, curvada o en forma de cueva (en cuyo caso se les llama geoda)

Las Drusas son acumuladores energéticos. Podemos usarlas para ponerlas en las habitaciones de nuestras casas, en el trabajo, en mesas de escritorio o de estudio, etc.

En terapias corporales podemos utilizar pequeñas Drusas para deshacer bloqueos energéticos.

También nos sirven para cargar y limpiar los cristales pequeños que solemos llevar puestos.

Las Drusas también sirven para incrementar la energía de otros cristales, por ejemplo: Al hacer un tratamiento con puntas de cuarzo, o de Amatistas, o de Fluoritas, podemos utilizar también pequeñas Drusas de los mismos cristales.

 

 

ESFERA

Algunas formas de las piedras y cristales podemos encontrarlas hechas por el hombre o por la naturaleza.

Las hechas por la naturaleza son más poderosas pues en ellas la energía ha obrado de forma mágica y natural.

Las piedras y cristales en forma de esfera nos sirven para protegernos; simbolizan el principio femenino, lo receptivo. Pueden ser usados en Cristalomancia.

También nos sirven para aplicarlas a todo aquello que necesite perfección, ya sea en rituales o en terapias corporales.

 

 

HUEVO

Podemos utilizarlas cuando damos comienzo a algo, sobre todo cuando se trata de algo creativo o cuando necesitamos concretar una idea.

En rituales o peticiones de prosperidad para “fertilizar”, para que haya crecimiento, abundancia.

La forma de “fertilizar” un proyecto es escribiendo en un papel y situando el mineral con forma ovoidal sobre él.

También podemos meditar en dicho proyecto mientras sostenemos el mineral en nuestras manos.

 

CUADRADAS

Las piedras cuadradas representan lo material (el triángulo apunta al cielo, el cuadrado a la tierra) por lo tanto nos sirven para atraer la prosperidad y la abundancia y además arraigan, concretan. (Podemos tener varias piritas pequeñas cerca del lugar donde manejemos dinero ya sea en nuestro negocio o en casa).

En terapias corporales nos sirven para situarlas en los pies, a ras de la tierra, en conexión con el chakra de la tierra.

 

 

FORMA DE CRUZ

Aportan equilibrio. Constituyen además un escudo protector si la llevamos puesta en colgante. (Suele venderse cortada así como muestra la foto para poder ser engarzadas como colgante)

La Quiastolita es conocida también por el nombre de cruz de las Hadas o cruz de Avalón. Se dice que las hadas utilizan la frecuencia energética de la Quiastolita para generar vórtices energéticos diminutos por los que atraviesan diferentes bandas de frecuencia y se pasean por todas las posibles realidades que ofrecen los diferentes planos).

 

 TRIÁNGULO O PIRÁMIDE

 

Nos ayudan en el comienzo de cualquier proyecto ya que son análogas al nº 3.

El tres es el número de dimensiones de esta realidad y protegen porque el 3 es un número perfecto.

Las pirámides siguen siendo triángulos pero vistos en perspectiva, como en una holografía y su fuerza se encuentra en el ápice, en el punto de convergencia de los triángulos.

Sus propiedades incidirán sobre el chacra o chakras donde situemos un mineral tallado o natural en forma de triángulo o de pirámide.

LAS PIEDRAS CON AGUJEROS

Las piedras con agujeros expanden la conciencia. Se las llama también piedras de Odín

Los agujeros hechos en la piedra de forma natural son canales, túneles que canalizan energías de otras realidades paralelas; nos conectan con la atemporalidad, son agujeros blancos que tienen entrada y salida: La luz pasa a través de ellos.

Son protectoras porque el agujero es un círculo y todo círculo es análogo a la madre/nutrición/protección. Nos sirven para sostenerlas en las manos en meditaciones avanzadas.

Para este fin utilizaremos las que tengan orificios de entrada y salida, que permitan que pase la luz.

 

CRISTAL DE CUARZO CON RUTILO

El Rutilo, también llamado cabello de Venus, simboliza energía de curación, energía dorada, poder curativo del sol, abundancia, prosperidad.

 

PIEDRAS O CRISTALES CON ESTRÍAS

 

(por ejemplo la Turmalina, el Topacio, etc.)

Las piedras con estrías tienen una frecuencia vibratoria muy alta: Las estrías permiten que la energía circule con mucha intensidad.

En terapia corporal las utilizaremos para “conectar” unos cristales con otros.

 

 

CRISTALES RADIADOS

Los cristales radiados han estado sometidos a radiaciones naturales muy intensas, algunos incluso estaban en la superficie de la tierra en tiempos glaciales e incluso anteriores, cuando en la tierra la vida no era como ahora la conocemos y ni siquiera existía el hombre.

Estos cristales radiados de forma natural (y por supuesto desprovistos de contaminación, no son nada tóxicos sino todo lo contrario, ya que han tenido tiempo suficiente para desprenderse de dicha radiación, aunque siguen conservando las huellas de esta experiencia en su aspecto chamuscado), nos aportan resistencia, fortaleza, ánimo.

Su aspecto es ahumado, como si hubieran sido rescatados de un incendio e incluso algunos de ellos tienen un aspecto muy particular como es el caso de los Celestiales  que presentan inclusiones, agujeros entrantes, salientes y muchas o ninguna punta. (A estos cristales los gemólogos les llaman cuarzo esquelético).

Los cristales Radiados no debemos utilizarlos constantemente (su energía es muy potente), los utilizaremos en periodos cortos o para cuestiones concretas.

Los cristales ahumados nos enseñan lecciones de resistencia y adaptación, ya que su alta frecuencia es debida precisamente a que han estado sometidos a altas fuerzas de radiactividad y su frecuencia se ha visto alterada y aumentada: El cristal se ha adaptado a un alto nivel de vibración y de alguna manera se ha metamorfoseado.

Por ejemplo los granates también son minerales metamórficos, es decir, que son las condiciones o fenómenos de la naturaleza han sido reconvertidos en otra cosa diferente a lo que eran en origen como puede ser su contacto con altas temperaturas, lava volcánica, etc.

 

CON AGUA EN SU INTERIOR

Sirven para equilibrar las emociones; cuando tenemos un estado de tristeza, pena o dolor emocional, con solo sostener y mirar el interior de una piedra que en su interior tenga agua, nos va calmando poco a poco.

Las piedras o cristales con agua (permanente) en su interior son muy difíciles de encontrar.

(Algunas ágatas tienen esta propiedad pero además de ser difíciles de encontrar son bastante caras).

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE